La copa de José

Cuando José el soñador se convirtió en el administrador principal del faraón en Egipto, muchas personas extranjeras llegaron para comprar algo del grano que habían almacenado en sus arcas. Entre ellos, José reconoció a sus hermanos, quienes hace años lo habían vendido como esclavo. Muy sorprendido de verlos allí, se dio cuenta de que ellos no lo habían reconocido. Entonces quiso ponerlos a prueba, para ver si seguían siendo tan malvados como antes. —Estos hombres son extraños que han venido a robar nuestros suministros —los acusó—, ¡haré que los arresten de inmediato! Rubén, el mayor de ellos, le suplicó que no (…) Leer el Cuento Infantil >>

José en Egipto

Después de ser vendido como esclavo por sus hermanos, José fue a parar a Egipto, en donde lo compró un hombre llamado Putifar, quien era funcionario del faraón. Putifar era un buen hombre, que empleó al muchacho como su mayordomo. Como José hacía un muy buen trabajo en su casa, pronto se ganó su confianza y llegó a estar a cargo de los demás empleados. Pero ocurrió que la esposa de Putifar, una mujer muy perversa, se enamoró de José y quiso convencerlo de que tuvieran una aventura a espaldas de su marido. Él sin embargo, le era muy fiel (…) Leer el Cuento Infantil >>

José el soñador

Este cuento corto para niños está basado en una historia de la Biblia, que habla sobre un muchacho que era capaz de interpretar los sueños. Hace miles de años había un hombre muy justo y bueno, descendiendo de Abraham, el cual se llamaba Jacob. Él había llegado a tener trece hijos, a los cuales quería con toda su alma. Su favorito sin embargo era el menor de todos, llamado José. Él era un joven muy alegre y que tenía el don de interpretar los sueños. Cuando se padre se dio cuenta de ello, decidió hacerle un hermoso regalo. Hizo que (…) Leer el Cuento Infantil >>

Eva y la serpiente

Hace muchos millones de años, cuando Dios acababa de crear el universo, existía un jardín muy hermoso llamado el Edén. En este paraíso lleno de plantas y flores de todas las clases, Adán y Eva vivían en compañía de todos los animales del mundo. Y como no conocían lo que era la maldad o la vergüenza, podían andar sin ropa y mirarse sin sentir pena. Nada más dejarlos en su jardín maravilloso, Dios les hizo una advertencia. —Pueden comer lo que quieran de todos los árboles que hay aquí, excepto de aquel —y señaló un hermoso árbol cargado de frutas apetitosas—. (…) Leer el Cuento Infantil >>

La mujer samaritana

Un día, Jesús y sus discípulos viajaron hasta una tierra llamada Samaria, donde existía la ciudad de Sicar. Allí se detuvieron junto a un viejo pozo de agua y mientras él mandaba a sus acompañantes a comprar comida, se acercó una mujer llevando un cántaro con ella. Entonces Jesús le pidió que le diera de beber. La desconocida se sorprendió mucho cuando esto ocurrió, pues en aquella época, los samaritanos como ella y los judíos como él, no se hablaban. —¿Cómo puedes pedirme tal cosa a mí, si soy samaritana? —le preguntó. —Si supieras quien soy yo —le dijo Jesús con tranquilidad—, (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 1112345...10...Última »