La liebre y la hiena

Este cuento infantil se encuentra basado en una vieja leyenda de África. Dicen que hace muchísimo tiempo, las hienas y las liebres no eran enemigas como lo son ahora, sino que tenían una relación cordial y hasta amistosa, podría decirse. Pero todo cambio cuando una hiena egoísta, mostró su verdadera personalidad ante una liebre amable y generosa. Se suponía que las dos eran mejores amigas, acudiendo juntas a todos lados y platicando siempre que podían. Pero en realidad, la hiena solo buscaba aprovecharse de su compañera. Siempre que salía a cazar y volvía con una presa jugosa, la hiena inventaba (…) Leer el Cuento Infantil >>

La gata mujer

Había una vez un pobre hombre que no tenía suerte en el amor. A pesar de que era un señor muy rico y educado, no había sido capaz de encontrar una esposa buena, pues las mujeres que se le acercaban solo por su dinero. Otras, si bien no eran avariciosas, tampoco estaban interesadas en él pues no era muy agraciado. La única compañía que el sujeto tenía era la de una hermosa gatita de ojos verdes, cuyo pelaje era suave y su trato muy cariñoso. Todos los días, la gatita se subía a su regazo para hacerle mimos, frotaba su (…) Leer el Cuento Infantil >>

Los tres cerditos

Había una vez tres pequeños cerditos que eran hermanos y se querían mucho entre todos. Lo que más les gustaba era tocar música. El cerdito mayor podía tocar el piano, el del medio el violín y el más pequeño, le arrancaba hermosos sonidos a su flauta. Desde que habían nacido, aprendieron a compartir todo lo que tenían y a ayudarse de manera incondicional. Un día, decidieron que cada uno se construiría una casa, pues el corralito en el que vivían ya les estaba quedando muy pequeño a los tres. —Yo voy a hacer mi casita de paja —dijo el menor de (…) Leer el Cuento Infantil >>

Piel de Oso (2da parte)

En nuestro capítulo anterior, fuimos testigos de como un guerrero noble se veía obligado a aceptar la penitencia del diablo para subsistir después de la guerra. Sin tener ningún lugar al cual ir, Piel de Oso anduvo de pueblo en pueblo, cargando aquella abominable piel que hacía que todos le tuvieran miedo. En cuestión de días, la suciedad se acumuló en su cuerpo como una plaga que obligaba a las personas a apartarse de él. Nadie quería dejarlo entrar en su casa a pasar la noche. A causa de su mugriento aspecto, la gente lo miraba con desdén y trataba (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las lentejas de Ésau

Había una vez dos gemelos llamados Ésau y Jacob, que eran hijos de Isaac y Rebeca, y nietos de Abraham, el gran padre de las doce tribus de Isreal. Ésau, el mayor, era un cazador muy hábil y el favorito de su padre, pues gracias a sus habilidades con el arco y la flecha, siempre podía proveer a su familia de buenas presas para comer. Rebeca sin embargo, tenía como favorito a Jacob, pues tenía un carácter más dulce y tranquilo. Nunca le importaba ayudarle con las tareas de la casa y era amable con todo el mundo. Aunque tenían (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 12512345...10...Última »