Piel de asno II

En el capítulo anterior de Piel de Asno, vimos como una hermosa princesa escapaba de palacio para no casarse con su loco padre y encontraba el amor en un príncipe. Sin embargo, escondida como estaba debajo de una fea piel de asno y en una granja muy humilde, nadie más se había dado cuenta de su verdadera identidad y la trataban como a una pordiosera. Preocupados por el enamoramiento de su hijo, los reyes le pidieron al príncipe una prueba para saber si su amada era digna de ese amor. Y él se las concedió: Piel de Asno tendría que (…) Leer el Cuento Infantil >>

El Coco

Este cuento infantil corto habla sobre una criatura que acecha a todos los niños desobedientes, que no se van a dormir a su cama a tiempo. Es muy importante que todos los chicos hagan sus buenas horas de sueño, pues a sus padres les importa que estén bien descansados para comenzar un nuevo día. Y es aún más importante que se queden bien dormidos a la hora correspondiente, pues los sueños más dulces les esperan a los pequeños que saben obedecer. A los que no les aguarda el Coco. ¿Y quién es el Coco? Puedes estar preguntándote ahora mismo. El (…) Leer el Cuento Infantil >>

La araña y el gusano de seda

Había en un rincón muy profundo del bosque, sobre las ramas de un alto roble, dos pequeñas criaturas que se afanaban en tejer cada una a su manera. La primera era una araña, que moviéndose a toda velocidad hilaba su tela llena de hilos transparentes. La segunda, un gusano de seda que más lentamente, fabricaba la suya con toda minuciosidad. Cada año al llegar el verano, era lo mismo. La araña se ufanaba de su trabajo y se burlaba del pobre gusano por ir tan despacio. Creía pues, que no había en el mundo alguien que tejiera mejor su tela. (…) Leer el Cuento Infantil >>

El asno y la perrita faldera

En una granja muy próspera, vivía un granjero que tenía muchos animales, pero su preferido era su perrita perrita faldera, una criaturita que le hacía fiestas todos los días al llegar a casa y le lamía los dedos de las manos para demostrarle su cariño. Ella vivía en casa con la familia, dormía junto al fuego y comía bajo la mesa las sobras que su amo le daba. Estaba también un joven asno con el que el granjero iba todos los días a hacer la labranza y recorrer los campos. Esta bestia de carga le servía de transporte y también (…) Leer el Cuento Infantil >>

Simbad y el Viejo del Mar

En nuestra aventura anterior, vimos como Simbad lograba escapar de las cavernas en las que lo habían encerrado junto a su fallecida esposa. Quedaban todavía historias por contar al carguero pobre, que como ya se había hecho costumbre, acudió al siguiente día para comer con él y escuchar sus relatos. Una vez que hubieron terminado su opulento almuerzo, Simbad comenzó a hablarle sobre el quinto de sus viajes. —Me había cansado de nuevo de la vida de rico en Bagdad y quise tener más aventuras —dijo—, así que me compré otro barco y busqué más hombres para partir de inmediato. Nos (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 10812345...10...Última »