El espejo maligno

Nunca me habían interesado tanto los espejos, hasta que mamá trajo aquel tan extraño de la tienda de antigüedades. Lo colocó en el recibidor con su marco que formaba extrañas figuras y dijo que se veía precioso. A mí no me o pareció al principio, así que seguí jugando con mi pelota. Pero luego… luego me pareció que sí, que sí que se veía bonito. Además, el reflejo de uno se veía realmente gracioso cada vez que pasaba frente a aquella cosa. Como más simpático, más alegre. Un día, al volver del partido de fútbol, me puse de pie ante (…) Leer el Cuento Infantil >>

La zorra y la cigüeña

Hubo una vez una zorra que invitó a una cigüeña a cenar en su casa. La zorrita vivía en una madriguera y, haciendo como que quería quedar bien con su plumífera vecina, comenzó a insistir en que se presentara esa noche para degustar con ella todo tipo de manjares y sabrosos postres. —Voy a preparar todo lo que a usted le gusta señora cigüeña —dijo ella zalameramente—, incluida una sopa exquisita que seguramente la hará entrar en calor. Ya verá, venga esta noche a cenar y no se arrepentirá. La cigüeña, halagada por el trato de la zorra, le prometió que (…) Leer el Cuento Infantil >>

El gato y el gallo

Todas las mañanas apenas salía el sol, el gallo asomaba desde el gallinero para despertar a todos los que vivían en la granja. Este animal desde siempre había sido conocido por su potente voz, cosa por la cual era el orgullo del granjero. Gracias a su canto, las personas de la casa grande podían levantarse a buena hora y aprovechar estupendamente el día, así como los animales podían hacer también sus faenas desde temprano. Solo había uno que no estaba satisfecho con los cantos del gallo y ese, era el gato de la granja, un animal astuto y perezoso al (…) Leer el Cuento Infantil >>

Simbad y el gigante Polifemo

En el capítulo anterior de las aventuras de Simbad, leímos como nuestro protagonista quedaba encerrado en un valle poblado de serpientes, del que logró escapar con grandes riquezas gracias a su astucia y optimismo. Volvió el carguero Simbad pues, a la casa de su homónimo, esperando escuchar más aventuras que le permitieran descubrir como se había hecho tan rico. Como de costumbre, comieron y bebieron amenamente, y después el antiguo marinero volvió a hablar. —Me aburrí pronto de la vida de comerciante, como las veces anteriores, y me dispuse a tomar otro barco en Basora, para adentrarme en el mar (…) Leer el Cuento Infantil >>

La leyenda del arroz

El arroz es una de las comidas más ricas y nutritivas que se pueden consumir, y desde luego, también de las más comunes en la mayoría de los hogares. Tú mismo debes haberlo comido ya innumerables veces. Sin embargo, tal vez no sepas que sus granos son los más difíciles de recolectar, pues crecen en hebras largas y están recubiertos por un pequeño capullo, que hay que abrir cuidadosamente con las manos a fin de obtener su fruto. En tiempos antiguos, la planta del arroz no era así. Se dice que los granos eran mucho más grandes y fáciles de (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 10512345...10...Última »