Yosaku y el pájaro mágico

Yosaku era un joven japonés muy pobre que todos los días iba al bosque a recoger madera, para venderla y poder comer con lo que ganaba. Un buen día, mientras volvía de la faena, se encontró en el camino con un hermoso pájaro atrapado en una jaula. —Pobrecillo —dijo—, lo liberaré para que pueda volar. Abrió la puerta de la jaula y el pajarillo salió volando contento. Esa misma noche, mientras Yosaku se preparaba para dormir en su cabaña, alguien tocó a la puerta. Afuera era muy tarde y caía una fuerte nevada. Fue por eso que el joven se sorprendió (…) Leer el Cuento Infantil >>

Sudí y el tigre

Hubo una vez en una aldea de la India un niño llamado Sudí, al que le encantaba corretear fuera de su choza e internarse entre la selva. Al igual que su gente, conocía a todos los animales que vivían en las afueras, grandes y pequeños, feroces y amigables. Lo que más le gustaba era imitar a los tigres, por lo que a menudo se ponía en cuatro patas y gruñía como ellos. Luego empezó a ser más osado y sus gruñidos fueron para los mismos tigres, quienes desde lejos lo observaban recelosamente. —No debes gruñir a esos animales, hijo —le decía (…) Leer el Cuento Infantil >>

Robinson Crusoe

Este cuento corto es una pequeña adaptación de “Las Aventuras de Robinson Cruseo”, escritas por Daniel Defoe. Robinson Crosoe era un marinero que en medio de un viaje al África, naufragó en el mar junto con toda la tripulación de su nave. Únicamente consiguió sobrevivir a la deriva, hasta que fue arrastrado a una isla que nadie conocía. Allí, Robinson se sintió muy solo pero poco a poco fue habituándose a vivir con lo que podía obtener de la naturaleza. Recogía frutas y se metía al océano a pescar para poder comer, armaba fogatas en la noche para calentarse y (…) Leer el Cuento Infantil >>

Simbad y los hombres pájaro

Durante nuestra última aventura de Simbad el marino, pudimos enterarnos de como volvió a naufragar con su barco, llevándolo su suerte hasta la tierra de Ceilán, un reino maravilloso en donde los diamantes y las piedras preciosas abundaban. Aquella mañana, Simbad el carguero se dirigió como de costumbre a la casa de su patrón, ansioso por escuchar la última de sus historias. Simbad, el comerciante, le hizo sentarse como ya era habitual y juntos comieron en una opulenta mesa, mientras él hacía memoria de su más reciente aventura. —Como te dije antes, volví a Bagdad convertido en un hombre muy (…) Leer el Cuento Infantil >>

Simbad en la tierra de Ceilán

En nuestra historia anterior sobre Simbad, vimos como el valiente marinero naufragaba de nuevo y se enfrentaba al Viejo del Mar, una espantosa criatura que lo tuvo esclavizado por días. Aquella mañana, el carguero (que se llamaba igual que él, por si lo habías olvidado), volvió a presentarse en su residencia de buen ánimo. Simbad lo recibió con los brazos abiertos y una vez más se sentaron a la mesa a almorzar juntos. —Supongo que estarás ansioso por escuchar la historia de mi sexto viaje en el mar, el penúltimo de los que hice —le dijo él—, fue ciertamente una aventura (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 1312345...10...Última »