La magia del amor

Mis abuelos eran amigos de unos vecinos que renegaban de todo. Siempre estaban enojados y nadie sabía el motivo, pero un día se celebraba una gran fiesta pues era el cumpleaños de uno de los vecinos y estábamos invitados. Todos los vecinos se alistaban para ir a festejar, menos Juan y José, dos hermanos que eran mayores y de la edad de mi abuelo nunca salían, se la pasaban leyendo o durmiendo. La única persona que puede convencerlos será tu abuelo decía mi padre, tenemos que hacerlos reír y que se diviertan pensé yo. Aunque era todavía pequeño se me ocurrió ir a  visitarlos (…) Leer el Cuento Infantil >>

Amigos de la naturaleza

Una tarde de verano un grupo de hormigas recogían su alimento con diligencia para el invierno. Al ver una mariposa herida ellas se acercaron compadecidas a ayudarla y la llevaron para protegerla y curar sus heridas. La mariposa fue lastimada por unos niños que creían que pueden llamar “juego”, al hecho de lastimar a los animales por ser indefensos sin importarles nada. Le habían roto las alas y no podía volar, era la mas bonita de las mariposas de aquel lugar. Cuando los niños regresaron para hacer lo mismo, sacaron unas hondas con las que pensaban tirar piedras a las (…) Leer el Cuento Infantil >>

Los rizos de plata de la abuela

Diana, era una niña muy amorosa que amaba a su abuela, doña Isabel. Desde niña pudo ver muy activa a la abuela que no sólo hacia las cosas en casa, también trabajaba cuidando ancianos en la zona donde vivía, ella era fuerte y aunque hacía todo lo que podía, siempre tenía un amplia sonrisa, ella era de cabellos rizados y plateados que se iluminaban bajo el sol. Ellas vivían en el mismo edificio en el que también vivían unos tíos, hermanos de su padre. Todos eran muy unidos por que la abuela decía que la familia era lo mejor que todos podemos tener en (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las palabras mágicas sí funcionan

Hubo una niña que caminado con sus amigos por el campo, encontraron una casa que decía en la puerta con letras muy grandes: -“Di las palabras mágicas y ya veras”. Los niños intentaron una y otra vez muchas frases como salakadula, machikabula, bibidi, babidibu, pero ninguna funcionó, no sucedía nada especial. Hasta que Alicia, una de las niñas, pensando en voz alta dijo: Casita “por favor” . . . y de repente antes que terminara la niña de hablar se abrió la puerta de la casa. Todos los niños entraron muy curiosos y lo primero que encontraron escrito en una (…) Leer el Cuento Infantil >>

La anciana mendigante

Una pobre señora ya avanzada en años tenía que mendigar para poder comer y continuar con vida. La mendiga no tenía a nadie y cada vez que pedía y agradecía y bendecía a las personas, diciendo así: -“Que Dios os recompense” Hasta que luego de tanto caminar, llego a una casa cuyo dueño era un joven que se calentaba muy bien cerca de la chimenea. Al salir a atender la puerta vio temblando de frío a la anciana y la invito a pasar para que se calentaran juntos. La anciana se alegro tanto que no midió las consecuencias y se (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 812345...Última »