Simbad y la isla viviente

Durante nuestra última historia sobre Simbad, nos enteramos de como aquel rico comerciante adquirió grandes riquezas y como, con gran humildad, invitó a comer a un humilde carguero que se llamaba igual que él, para contarle sus grandes aventuras. —Es cierto que provengo de una familia con gran fortuna —le dijo él mientras comían de los manjares de su banquete—, aunque ni de lejos era tan grande como la que posea hoy. El día que mi padre murió me legó todos sus bienes, entre ellos un hermoso barco. Vendí todo lo que tenía y me hice a la mar para buscar (…) Leer el Cuento Infantil >>

La princesa que fue llevada por el viento

Cuentan que hace mucho tiempo, el viento se enamoró de una hermosa princesa que era hija del poderoso cacique de una tribu, que vivía en lo más profundo del bosque. La muchacha era tan hermosa que tenía pretendientes por decenas, a los que deslumbraba con su rostro suave y sus ojos como estrellas. Sin embargo ella no hacía caso a ninguno. Y tampoco al viento. Enojado, este comenzó a soplar de una manera terrible, de tal manera que formó un fuerte tornado que levantó a la joven por los aires, hasta colocarla en la parte más recóndita del bosque, donde (…) Leer el Cuento Infantil >>

El mosquito molesto

El mosquito era una de las criaturas más ingratas y molestas que habitaban en la sabana. Siempre le gustaba salir en los días calurosos a molestar a los otros animales, picotéandolos sin piedad y causándoles enormes ronchas en el cuerpo, que se hinchaban y les daban comezón. Le hacía mucha gracia ver como, a pesar de su insignificante tamaño, era tan fácil provocar dolor a quienes ningún daño le hacían. Sus víctimas favoritas eran los depredadores, que a veces ni lo notaban debido a su diminuto tamaño. Pero sí que se daban cuenta de los insufribles piquetes con los que (…) Leer el Cuento Infantil >>

De como el venado obtuvo su piel manchada

Cuentan que hace bastantes años, cientos y cientos de años, los venados no poseían esa hermosa piel marrón con manchas que les conocemos, sino que eran totalmente blancos como la nieve. Esto, para su desgracia, provocaba que fueran muy fácil de cazar para los humanos, pues resaltaban al instante entre los agrestes paisajes de la tierra. Un día, cierto venadito salió a buscar algo para comer cuando atrajo la atención de un grupo de cazadores. Rápidamente, los sujetos corrieron detrás de él apuntándole con sus lanzas y lanzándole piedras para que perdiera el equilibrio. Y aunque el animal era muy (…) Leer el Cuento Infantil >>

Rumpelstiltskin

Había una vez un rey que estaba dando un paseo por sus territorios, cuando distinguió a lo lejos a la hermosa hija de un molinero. Interesado en ella, se acercó para hablar con su padre, quien para acrecentar la curiosidad del monarca, se inventó que la muchacha tenía el don de convertir la paja en oro. Viendo esto, él ordenó inmediatamente que fuera llevada a palacio, donde la hizo entrar en una habitación llena de heno. —Has de transformar toda esta paja en oro o de lo contrario, te haré cortar la cabeza —le dijo seriamente, antes de marcharse encerrándola bajo (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 1112345...10...Última »