Papá Noel y el mapa perdido.

Era la hora de alistar a los renos y completar los pedidos de algunos niños, pues Papá Noel y su equipo debían partir ya. Esa noche sería Navidad y todo debía salir como estaba planeado. Santa tenía el mapa de cada hogar donde habían niños, inspecciono todo, vio que no faltaba nada y le dijo a Rodofo el reno: -¡¡Arre Rodolfo, es hora de viajar!!, hasta pronto querida volveremos pronto, por favor espérame con chocolate caliente pues creo que vendré agotado. Le dijo a Mamá Noela, su esposa. -¡¡Siiii mi amor, los espero pronto. Viajen con cuidado, no vayan a (…) Leer el Cuento Infantil >>

Los regalos de Mamá Noela

Llegaba Navidad y se alistaba Papá Noel, su traje estaba muy bien planchado, los renos ya preparados y muy fuertes, los regalos bien empacados y todo lo necesario para viajar hacia la tierra y cumplir los deseos de los niños que se habían portado bien con sus padres, aquellos que tenían buenas notas, y de todos los niños buenos, generosos y solidarios del mundo. A dos días de Navidad, Papá Noel se sentía mal, con dolores de cabeza y mucha fiebre. Mamá Noela la esposa de Santa, lo recostó en un sofá y le ponía paños húmedos tratando de calmarlo, (…) Leer el Cuento Infantil >>

Parábola del buen samaritano

Cuentan las sagradas escrituras de la biblia en el libro de San Lucas: capítulo 10,  que un día muy caluroso un hombre salió de la ciudad de Jerusalén a la ciudad de Jericó, para ello tenía que cruzar por el desierto. Empezó su travesía que en un inicio se veía muy interesante pero luego que tenía horas de hacer el viaje en su camello, empezó a preocuparse, ya se sentía muy agobiado por el inmenso calor y los fuertes vientos. ¿Quien se iba a imaginar que en el desierto alguien se encontraría con delincuentes? de pronto aparecieron unos malvados hombres que esperaban al (…) Leer el Cuento Infantil >>

El ciervo, el manantial y el león

Un ciervo que paseaba en el campo al lado de sus hermanos corría feliz como todos los días, disfrutaba del paseo matutino en el verde campo en gran libertad desde que era pequeño, como le enseñaron sus padres. La sed pronto lo agobiaba por el intenso calor hasta que encontró muy cerca un manantial, bebió mucha agua mientras se miraba como en un espejo de cristal. Al ver sus grandes y hermosos cuernos, se lleno de orgullo, pero al ver sus piernas delgadas, se sintió frustrado pensando que por eso las tenía débiles. Mientras se fastidiaba solo y sumido en (…) Leer el Cuento Infantil >>

La zorra y el erizo

Una zorra jugaba, saltaba y corría muy alegre por los montes y no paraba de hacerlo, mostrándose a sí misma sus habilidades en tiempo récord. Lo que no advirtió a tiempo, en su loca carrera era que iba a caer muy pronto al río si continuaba corriendo de esa manera. En poco tiempo la zorra cayo al río, y arrastrada por la gran fuerza de la corriente llego a caer a un profundo barranco, del cual no pudo salir. La zorra había quedado muy lastimada y herida viéndose muy difícil su recuperación. Enferma e incapaz de moverse, un enjambre de moscas (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 3123