El hombre y el sátiro

En un bosque había un hombre que habitaba solo y estaba acostumbrado a proveerse de la naturaleza. De ella recolectaba frutos, miel y animales para subsistir. Un día mientras estaba cazando, se encontró con una extraña criatura. De la cintura para arriba se veía igual a él, un muchacho con cabeza, torso y brazos humanos, a excepción de los cuernos que sobresalían de su cabeza. Pero hacia abajo, sus piernas eran de cabra. Era un sátiro. El hombre le ofreció un poco de la miel que llevaba consigo y como este la aceptó, pronto se hicieron amigos. A menudo se (…) Leer el Cuento Infantil >>

Piel de Oso (3ra parte)

En el capítulo anterior, nuestro protagonista, Piel de Oso, tomó por prometida a la hija más pequeña de aquel pobre viejo cuyas deudas había pagado, regalándole un anillo de oro antes de irse a vagar por el mundo de nuevo. Los siete años impuestos por el demonio habían pasado y para entonces, el soldado estaba convertido en un hombre feísimo a causa de su suciedad. Fue por eso que cuando el plazo se cumplió y el maligno apareció ante él, Piel de Oso se sintió triunfante y le ordenó que lo lavara a la perfección. Malhumorado por haber perdido aquella (…) Leer el Cuento Infantil >>

La liebre y la hiena

Este cuento infantil se encuentra basado en una vieja leyenda de África. Dicen que hace muchísimo tiempo, las hienas y las liebres no eran enemigas como lo son ahora, sino que tenían una relación cordial y hasta amistosa, podría decirse. Pero todo cambio cuando una hiena egoísta, mostró su verdadera personalidad ante una liebre amable y generosa. Se suponía que las dos eran mejores amigas, acudiendo juntas a todos lados y platicando siempre que podían. Pero en realidad, la hiena solo buscaba aprovecharse de su compañera. Siempre que salía a cazar y volvía con una presa jugosa, la hiena inventaba (…) Leer el Cuento Infantil >>

La gata mujer

Había una vez un pobre hombre que no tenía suerte en el amor. A pesar de que era un señor muy rico y educado, no había sido capaz de encontrar una esposa buena, pues las mujeres que se le acercaban solo por su dinero. Otras, si bien no eran avariciosas, tampoco estaban interesadas en él pues no era muy agraciado. La única compañía que el sujeto tenía era la de una hermosa gatita de ojos verdes, cuyo pelaje era suave y su trato muy cariñoso. Todos los días, la gatita se subía a su regazo para hacerle mimos, frotaba su (…) Leer el Cuento Infantil >>

Zeus y la mamá mona

Ocurrió que un día, Zeus, el dios más importante de todos los que habitaban en el Olimpo, se encontraba muy aburrido. Ya había bajado a la Tierra demasiadas veces para hacer de las suyas, a veces disfrazado de oso o de carnero. Ya había platicado con todos los dioses, encontrando que siempre tenían algo que hacer como para dedicarle todo su tiempo; Poseidón con su soberanía de los mares, Hades recibiendo a los muertos en el Inframundo, Hefesto trabajando en su taller y Atenea consultando sus libros. Sin nada que hacer a diferencia de ellos, el dios decidió fijarse de (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 212