Piel de oso

Hubo una vez un joven muy valiente durante un tiempo de guerra. Cuando por fin llego el tiempo de paz, sus superiores lo dieron de baja, como ya no tenía un hogar fue a pedir hospitalidad a sus hermanos quienes le dieron la espalda y se negaron a recibirlo, pues pensaron que no les sería nada útil. El soldado al verse solo con su rifle, se sentó bajo la sombra de un árbol a meditar e imaginarse los días de hambre que le estaban por llegar. Al rato ve frente a el un hombre con el pie partido quien lo (…) Leer el Cuento Infantil >>

El gigante y el sastre

Hubo una vez un sastre cuya jactancia era mas grande que su tamaño y lo que realmente debía hacer. Pero un buen día no pudo mas y dejo todo su trabajo por ir a pasear por el mundo. El sastre en uno de sus viajes, pudo ver en el horizonte una torre tan alta que parecía tocar el cielo. Dominado por la tentación, se acerco al lugar y muy sorprendido vio que la supuesta torre, tenía piernas! sin darse cuenta había llegado a estar frente a un gigante. El gigante al ver al hombre le dijo: -“Que haces aquí!” -“Solo (…) Leer el Cuento Infantil >>

El doctor sabelotodo

Un campesino a quien llamaban “CANGREJO”, iba a la ciudad llevando un pedido de madera para un doctor. Al llegar encontró que el doctor comía y bebía algo que hizo que el campesino deseara con todo su corazón. Cuando le pregunta al doctor si podría llegar a ser médico algún día este le respondió así: -“Por supuesto que puedes, solo debes tener dinero, comprar un libro que tiene un gallo en la portada y hacer tu mismo un letrero que diga: “Soy el doctor Sabelotodo”. Finalmente lo cuelgas en tu puerta. Cuando el “cangrejo” trabajaba, un día fue a visitarlo (…) Leer el Cuento Infantil >>

La hilandera perezosa

En un pueblo lejano hubo una vez, una pareja de esposos que a veces no se ponían de acuerdo. La esposa era muy floja, no le gustaba hacer los quehaceres del hogar a tiempo. Todo lo tenia en desorden y siempre tenia una excusa. Cuando su esposo le pedía que se ponga a hilar al menos. Ella nunca se quedaba callada y respondía así: -Si deseas que me ponga a hilar al menos, hazme un carrete. Entonces no se diga mas, si eso es lo que falta para que lo hagas lo haré. Y el esposo fue al bosque a (…) Leer el Cuento Infantil >>

La paja, la brasa y las judías

Una pobre mujer tenía mucha hambre y se dispuso a juntar unas judías, ella trajo mucha paja y empezó a preparar el fogón, luego en su intento de vaciar las judías a la olla, se le cayo una judía al piso sin que ella lo notara. Al rato cayo muy cerca de la judía una paja, y pronto al lado de la paja cayo un trozo de carbón. Así la paja pregunto a sus vecinas: -¿”Podrían decirme de donde vienen ustedes”? Y la brasa se apresuro a responder: -“Afortunadamente yo salte del fuego, si no hace rato sería solo cenizas”. A (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 3412345...10...Última »