Con extraños no se habla

Algún tiempo atrás, en un centro comercial muchos niños paseaban en la zona de juegos con amigos y familiares. Algunos saltaban en un trampolín, otros jugaban con unas pelotas, mientras otros paseaban en los carros chocones. Toño que era un niño muy alborotado y andaba de juego en juego, se perdió por unos minutos, se fue a comprar dulces pero demoraba demasiado preocupando a sus familiares y a los agentes de seguridad del centro comercial. A la media hora encontraron a Toño cerca de un auto con gente desconocida que lograron llamar su atención con dulces y globos. Parece que a (…) Leer el Cuento Infantil >>

La desobediencia y sus peligros

Maggy y Tota, hacían carreras en las motos de sus hermanos, sin pedir permiso de ellos. Una tarde salieron a pasear por las playas de un conocido balneario. Estas jóvenes de tan solo 11 y 12 años eran muy hábiles pero bastante curiosas y desafiantes, se sentían atraídas por las motocicletas tan grandes y bonitas de sus respectivos hermanos. En la playa hacía mucho calor, y mientras algunos tomaban baños de sol, otros comían helados. También habían niños jugando en la orilla del mar y parecía que ellas no se daban cuenta de su presencia. Cuando una señora salía del mar con su niño, estuvo (…) Leer el Cuento Infantil >>

La imprudencia

Era un hermoso día de sol y un grupo de amigos estaba en la playa practicando surf. Las olas eran muy altas y Rosa y Gaby eran las mejores nadadoras del grupo. Antes de almorzar, ellas y sus amigos entraron al mar, era divertido verlas correr entre las olas, pero algunos jóvenes sin experiencia se atrevieron a tratar de hacer lo mismo. Nadie imagino que en un instante empezaron a crecer mucho las olas, la madre de uno de ellos desesperada empezó a gritar: -“¡Se ahoga mi hijo, auxilio, por favor ayuda!”. Gaby,que era veloz y nadaba mejor, dejó la tabla de (…) Leer el Cuento Infantil >>

Un oso hambriento

En una ocasión, un oso muy grande y fuerte sentía que moría de hambre, sed y mucho calor. Sabemos que a ellos les encanta jugar y comer mucha miel. Caminó en busca de alimento y pronto vio un panal de abejas, se acercó con cuidado y les dijo: -“Abejitas tengo mucha hambre, ¿me invitan un poco de miel? Pero ellas respondieron fastidiadas: -“¿Sabes cuánto tiempo tardamos para juntar un poco de esta rica miel que tanto quieres? Es para nosotras, y  ¡no te daremos nada, es mas, vete!. El oso no pudo soportar semejante respuesta y humillación, así que subió al árbol (…) Leer el Cuento Infantil >>

La Señora Trude

Una niña demasiado curiosa, oyó hablar de una señora muy conocida llamada Trude. Un día le dijo a sus padres que le habían dicho que esta señora era muy extraña y tenía cosas raras en su casa lo cual despertaba mucha curiosidad en ella. La madre al oír esto se preocupo mucho y le dijo a su hija: -“Hija mía, esa mujer es mala, puede hacerte daño, así que te prohíbo que siquiera te acerques a su casa”. Pero la terquedad, curiosidad y capricho de la niña, eran mas grandes que su obediencia y no hizo caso a su Madre. (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 1912345...10...Última »