El deseo del pastorcito

Había una vez un pastorcito que tenía un enorme rebaño de terneros, a los cuales todos los días llevaba a pastar a las montañas. Allí, había verdes praderas en las cuales a ellas les gustaba jugar y comer. Pero su amo tenía que estar todo el tiempo muy pendiente de ellas, pues era fácil que se perdieran. Las montañas estaban llenas de pasadizos de rocas y rincones en los que una oveja distraída podría caer y perderse. Aunque sus padres le habían advertido sobre esto en muchas ocasiones, el pastorcillo era despreocupado por naturaleza y mientras su rebaño se alimentaba, (…) Leer el Cuento Infantil >>

El león y su hijo

Un león salvaje, harto de que los hombres le dieran caza, decidió emigrar a tierras muy lejanas para vivir tranquilo. Al cabo de un tiempo logró tener un hijo, que creció hasta convertirse en un cachorro muy inquieto. Un día le preguntó a su padre, quien ya era muy anciano, si ellos eran naturales de esa tierra en la que habitaban. —No, hijo mío. Venimos de una tierra distinta, la cual abandoné para quedarme aquí. El leoncillo le preguntó porqué había hecho eso. El viejo león le dijo la verdad: los hombres estaban dando caza a los suyos y tenía (…) Leer el Cuento Infantil >>

La mejor lonchera

En casa de Diana, todos trabajaban y estudiaban, por eso cada mañana debían preparar las loncheras muy temprano antes de ir a la escuela. Diana y Gloria, eran hermanas y llevaban su almuerzo todos los días porque se quedaban en el colegio hasta tarde. Por eso los alimentos debían ser saludables y lo suficiente. Diana comía de todo y era sana y fuerte, pero Gloria era muy especial para comer, solo quería dulces y no le gustaban las frutas, por eso no tenía fuerzas ni para correr, era muy delgada, a veces se enfermaba seguido y no crecía lo suficiente, (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las apariencias pueden engañar

El florero favorito de la tía de Raquel, era la atracción de sus amigas cuando la visitaban cada fin de semana, era único en ese modelo, era muy antiguo y un recuerdo de familia. Raquel y sus amigas se reunían cada vez que podían para tomar el té. Bom bom, era el gato travieso de Raquel, lo tenían en el patio y no lo dejaban entrar a la sala y menos cuando había visita, todo lo rompía por jugar. Esa tarde Raquel olvidó cerrar la puerta del patio por ir a comprar unos dulces a la tienda y bom bom (…) Leer el Cuento Infantil >>

Con extraños no se habla

Algún tiempo atrás, en un centro comercial muchos niños paseaban en la zona de juegos con amigos y familiares. Algunos saltaban en un trampolín, otros jugaban con unas pelotas, mientras otros paseaban en los carros chocones. Toño que era un niño muy alborotado y andaba de juego en juego, se perdió por unos minutos, se fue a comprar dulces pero demoraba demasiado preocupando a sus familiares y a los agentes de seguridad del centro comercial. A la media hora encontraron a Toño cerca de un auto con gente desconocida que lograron llamar su atención con dulces y globos. Parece que a (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 1912345...10...Última »