El azote del cielo

Un buen día un campesino decidió llevar un par de bueyes al campo para comenzar el arado. De pronto se dio cuenta que los cuernos de los dos bueyes empezaron a crecer grandemente para su sorpresa. Regresando al establo, el campesino intento por todos los medios que sus animales ingresaran al establo, pero gracias al tamaño de los cuernos era imposible. Al ver que por el camino se acercaba un carnicero ofreció en venta los bueyes, ofreciéndole una taza de semillas de nabo a cambio de recibir una taza de monedas, lo cual le pareció al carnicero lo mas justo. Lo (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las migajas en la mesa

Un buen día un campesino aprovecho para decir lo siguiente a sus pequeñas mascotas: -“Vamos, apúrense y suban a la mesa para que coman todas las migajas que quedaron”, la patrona salio y no se dará cuenta, vengan rápido. Pero ellas no querían hacerlo por temor a ser castigadas, sabían que la señora podría enojarse mucho. -“Vamos amigos ella no lo sabrá, ¿acaso no quieren comer? -“Si queremos pero lo dejaremos allí”. El campesino era muy insistente y por fin logro convencerlas. Las mascotas subieron a la mesa y arrasaron con todo lo que había de comer. En ese preciso (…) Leer el Cuento Infantil >>

Compartiendo dicha y tristeza

Hubo una vez un sastre que tenía mal carácter, peleaba mucho con su esposa a pesar de que ella era una buena y pacífica persona. Este hombre nunca estaba contento con nada por mas que su esposa intentara ser amable, era muy abusivo hasta que realmente tuvo problemas con las autoridades. Lo llevaron detenido y solo le daban pan y agua, cuando le dieron libertad fue con la condición que aprendiera a convivir con su esposa y de manera pacífica, debían compartir la dicha y la tristeza como hacen los esposos, le dijeron las autoridades. Paso el tiempo y parece que (…) Leer el Cuento Infantil >>

Un par de pilluelos

Un gallo le dijo a una gallina: -“Las nueces ya maduraron, creo que sería mejor irnos lejos a comerlas, antes que llegue la ardilla y se las coma todas, ¿no te parece?”. -“Claro, dijo la gallina, vamos pronto a comer porque ya tengo hambre”. Así, llegaron a cierto lugar y comieron tanto hasta engordar, ya no podían ni moverse y menos caminar, por eso tuvieron que hacer un carro para movilizarse. De inmediato se subió la gallina y esperando que el gallo jalara el carro, pero el no quiso y le dijo: -“No pienso hacer eso, prefiero ir caminando, así (…) Leer el Cuento Infantil >>

La zorra y el gato

Un gato paseaba en el bosque y de pronto se encontró con una zorra que caminaba con mucha soberbia. El gato pensaba: -Esta zorra es muy apreciada por todos y debe saber muchas cosas, voy a saludarla. -Buenas tardes señora zorra, ¿como esta usted, la esta pasando bien, como esta su día? La zorra miraba al gato con desprecio y con una cara de pocos amigos, no tenía ganas de hablar pero al fin le dijo al gato: -Hey tu, gato tonto, pobre e insignificante, tu que solo sabes cazar ratones y nada mas que yo sepa, ¡como te atreves (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 812345...Última »