El pozo

Martín siempre iba a pasar los veranos a la casa de campo de sus abuelos, un lugar muy viejo y grande, donde su mamá había vivido durante toda su infancia. Los alrededores estaban llenos de campos verdes, donde algunos campesinos llevaban a sus animales a pastar de vez en cuando. Y muy cerca de la casa, también había un pozo muy profundo. Sin embargo, hacía muchos años que no sacaban agua de ahí. No era necesario en esos tiempos y además, sus abuelos le habían dicho que el líquido de ese pozo estaba estancado y sucio. Su madre no obstante, (…) Leer el Cuento Infantil >>

Con extraños no se habla

Algún tiempo atrás, en un centro comercial muchos niños paseaban en la zona de juegos con amigos y familiares. Algunos saltaban en un trampolín, otros jugaban con unas pelotas, mientras otros paseaban en los carros chocones. Toño que era un niño muy alborotado y andaba de juego en juego, se perdió por unos minutos, se fue a comprar dulces pero demoraba demasiado preocupando a sus familiares y a los agentes de seguridad del centro comercial. A la media hora encontraron a Toño cerca de un auto con gente desconocida que lograron llamar su atención con dulces y globos. Parece que a (…) Leer el Cuento Infantil >>

La comadre loba y el zorro

Una loba tuvo su primer cachorro y deseaba que el zorro fuera el padrino de su hijo. Ella lo consideraba como un pariente cercano, ella tenía la certeza que el lobo sería un buen ejemplo y apoyo para su hijo. El lobo al recibir la invitación de la señora loba, le mostró su mejor actitud aparentando ser mejor de lo que ella imaginaba. Muy agradecido el zorro por tal elección, no solo disfruto de la gran celebración, se dirigió a su comadre diciendo así: -“Mi estimada comadre, pienso que deberíamos pensar en la alimentación de mi ahijado, ya que debe (…) Leer el Cuento Infantil >>

El azote del cielo

Un buen día un campesino decidió llevar un par de bueyes al campo para comenzar el arado. De pronto se dio cuenta que los cuernos de los dos bueyes empezaron a crecer grandemente para su sorpresa. Regresando al establo, el campesino intento por todos los medios que sus animales ingresaran al establo, pero gracias al tamaño de los cuernos era imposible. Al ver que por el camino se acercaba un carnicero ofreció en venta los bueyes, ofreciéndole una taza de semillas de nabo a cambio de recibir una taza de monedas, lo cual le pareció al carnicero lo mas justo. Lo (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las migajas en la mesa

Un buen día un campesino aprovecho para decir lo siguiente a sus pequeñas mascotas: -“Vamos, apúrense y suban a la mesa para que coman todas las migajas que quedaron”, la patrona salio y no se dará cuenta, vengan rápido. Pero ellas no querían hacerlo por temor a ser castigadas, sabían que la señora podría enojarse mucho. -“Vamos amigos ella no lo sabrá, ¿acaso no quieren comer? -“Si queremos pero lo dejaremos allí”. El campesino era muy insistente y por fin logro convencerlas. Las mascotas subieron a la mesa y arrasaron con todo lo que había de comer. En ese preciso (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 812345...Última »