Mi Padre, mi héroe

José era un padre de familia que regresaba a su hogar después de un día de mucho trabajo. Al acercarse a su hijo Fernando, lo saludó con afecto, pero él muchacho lo hizo fríamente, casi indiferente prefiriendo ver su programa favorito, lo cual no solo era descortés, sino preocupante para su Padre lo que lo puso muy triste. No era la primera vez que José ignoraba lo que sucedía alrededor de él, por estar pendiente del televisor. Este suceso, le dio a José la idea de ver que otras actividades podría su hijo realizar. A la mañana siguiente, papá José fue (…) Leer el Cuento Infantil >>

Los animales merecen respeto

Pedro era buen amigo de los animales, su amor y respeto por ellos, hacía que sus padres le permitan en la casa tener perros, patos, conejos, y los animales que el quisiera pues la casa era grande y había lugar para todos. También habían muchos gatos y uno muy especial, era un gato de patas muy cortas que caminaba bastante lento y no tenía la habilidad de su madre que era una gata ágil y traviesa. Cuando doña Isabel iba al mercado donde vendía ropa, la gata astuta aprovechaba en entrar muy despacio a la cocina, subía con cuidado para ver si (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las apariencias pueden engañar

El florero favorito de la tía de Raquel, era la atracción de sus amigas cuando la visitaban cada fin de semana, era único en ese modelo, era muy antiguo y un recuerdo de familia. Raquel y sus amigas se reunían cada vez que podían para tomar el té. Bom bom, era el gato travieso de Raquel, lo tenían en el patio y no lo dejaban entrar a la sala y menos cuando había visita, todo lo rompía por jugar. Esa tarde Raquel olvidó cerrar la puerta del patio por ir a comprar unos dulces a la tienda y bom bom (…) Leer el Cuento Infantil >>

Los rizos de plata de la abuela

Diana, era una niña muy amorosa que amaba a su abuela, doña Isabel. Desde niña pudo ver muy activa a la abuela que no sólo hacia las cosas en casa, también trabajaba cuidando ancianos en la zona donde vivía, ella era fuerte y aunque hacía todo lo que podía, siempre tenía un amplia sonrisa, ella era de cabellos rizados y plateados que se iluminaban bajo el sol. Ellas vivían en el mismo edificio en el que también vivían unos tíos, hermanos de su padre. Todos eran muy unidos por que la abuela decía que la familia era lo mejor que todos podemos tener en (…) Leer el Cuento Infantil >>

Un oso hambriento

En una ocasión, un oso muy grande y fuerte sentía que moría de hambre, sed y mucho calor. Sabemos que a ellos les encanta jugar y comer mucha miel. Caminó en busca de alimento y pronto vio un panal de abejas, se acercó con cuidado y les dijo: -“Abejitas tengo mucha hambre, ¿me invitan un poco de miel? Pero ellas respondieron fastidiadas: -“¿Sabes cuánto tiempo tardamos para juntar un poco de esta rica miel que tanto quieres? Es para nosotras, y  ¡no te daremos nada, es mas, vete!. El oso no pudo soportar semejante respuesta y humillación, así que subió al árbol (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 41234