Valor -Cuentos sobre Obediencia, docilidad, subordinación

En esta sección de Cuentos Cortos para Niños de Obediencia, encontrarás cuentos que permiten a los maestros y padres, inculcar este valor en los pequeños en la escuela y el hogar de forma entretenida.

Antes que nada debes saber que la obediencia es un valor muy importante que consiste en escuchar a nuestros mayores y hacer lo que nos piden.

Ejemplos:
-Ir a dormir a la hora marcada por mamá.
-Colaborar en las tareas de la casa sin quejarse.
-Seguir las instrucciones de la maestra en clase.

A la obediencia frecuentemente también se le llama: docilidad, subordinación.

¡Esperamos que disfrutes nuestros Cuentos Infantiles Cortos de Obediencia!

Cuentos de Terror para Niños

La dama duende

Hace mucho tiempo, en un país muy lejano cuyo nombre no puedo recordar, vivía una niña que era muy curiosa y rebelde. Ella tenía la mala costumbre de desobedecer a sus papás, a pesar de que ellos la querían mucho y todas las cosas que le ordenaban, las hacían por su bien. Era una lástima que...

Cuentos Clásicos para Niños

La novia de la liebre

En una cabaña muy humilde, habitaba una joven muy hermosa con su madre, quien era viuda y granjera. Un día, al asomarse a su parcela, la mujer vio como una enorme liebre comía de sus lechugas y mandó a su hija con la escoba para ahuyentarla. —Shh, shh, ¡márchate, liebre y no vuelvas por aquí...

Cuentos Clásicos para Niños

El pájaro de oro (3ra parte)

En el capítulo anterior de nuestra historia, vimos que el menor de los príncipes había pasado una noche tranquila en la segunda posada. Cuando volvió a salir al campo para encontrarse con la zorra, esta le reveló algo increíble. —Escucha, el pájaro de oro al que estás buscando se encuentra en un...

Cuentos de Terror para Niños

Los trolls

Juanito era un niño muy desobediente, al que no le gustaba bañarse. Siempre que su mamá le preparaba la tina, él se ponía a berrear en el suelo y tenían que llevarlo a rastras al baño. Nunca obedecía a sus padres y todo el tiempo andaba haciendo travesuras. Sus papás ya estaban cansados de tener...