El pájaro de oro (3ra parte)

En el capítulo anterior de nuestra historia, vimos que el menor de los príncipes había pasado una noche tranquila en la segunda posada. Cuando volvió a salir al campo para encontrarse con la zorra, esta le reveló algo increíble. —Escucha, el pájaro de oro al que estás buscando se encuentra en un palacio a pocos kilómetros de aquí. Tienes que entrar en él muy sigilosamente, pues hay varios soldados que duermen. No te preocupes, no se despertarán en tanto hagas lo que te digo. Entra en el castillo y verás dos jaulas: una es de madera y la otra de (…) Leer el Cuento Infantil >>

Los trolls

Juanito era un niño muy desobediente, al que no le gustaba bañarse. Siempre que su mamá le preparaba la tina, él se ponía a berrear en el suelo y tenían que llevarlo a rastras al baño. Nunca obedecía a sus padres y todo el tiempo andaba haciendo travesuras. Sus papás ya estaban cansados de tener que lidiar con sus malas maneras. Un buen día, su abuelita fue de visita y le habló para contarle una cosa. —Mira, Juanito —le dijo—, es muy importante que te bañes y andes limpio todos los días. Si no lo haces, toda esa suciedad se acumulará (…) Leer el Cuento Infantil >>

El ropavejero

Cada vez que Juanito se portaba mal, su madre le hacía aquella terrible amenaza, que con solo ser llevada por el viento hacía temblar a todos los niños del pueblo: —Si no me haces caso, va a venir por ti el ropavejero y te va a llevar —le decía muy enojada, pues Juanito era un niño muy inquieto al que le encantaba hacer travesuras y nunca la tomaba en serio. Y a todo esto, ¿quién era el ropavejero? El ropavejero, según contaban los mayores, era un hombre grande y muy viejo, vestido con ropas estrafalarias y que siempre llevaba un enorme (…) Leer el Cuento Infantil >>

Sola hasta tarde

Siempre tuve problemas para dormir temprano, desde que era pequeña. Mientras los otros niños ya se encontraban en su cama a las nueve, yo podía seguir despierta hasta las diez, once, doce de la noche. A mis papás esto no parecía preocuparles mucho, ya que ellos también solían irse a la cama muy tarde. La mayoría del tiempo se quedaban despiertos conversando o leyendo. Así, tuve que habituar mi rutina a intentar dormir más temprano, pues casi siempre a la mañana siguiente tenía que levantarme temprano para ir a la escuela. Como lo odiaba. Una vez, cuando iba en quinto (…) Leer el Cuento Infantil >>

Tili Tili Bom

Este cuento corto de terror, está basado en una canción rusa popular, que las madres cantan a sus pequeños para que puedan conciliar el sueño. Pero a veces, cantar no funciona… Tili Tili Bom Cierra los ojos en este momento Alguien camina fuera de la casa Y está tocando a tu puerta… Es una noche fría y el fuego de la chimenea no para de crepitar con todo su fulgor, pero el pequeño Vania no tiene sueño. Su madre le ha dicho que debe dormir a sus horas, pues a nadie le gustan los niños que no se van a (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 612345...Última »