La paja, la brasa y las judías

Una pobre mujer tenía mucha hambre y se dispuso a juntar unas judías, ella trajo mucha paja y empezó a preparar el fogón, luego en su intento de vaciar las judías a la olla, se le cayo una judía al piso sin que ella lo notara. Al rato cayo muy cerca de la judía una paja, y pronto al lado de la paja cayo un trozo de carbón. Así la paja pregunto a sus vecinas: -¿”Podrían decirme de donde vienen ustedes”? Y la brasa se apresuro a responder: -“Afortunadamente yo salte del fuego, si no hace rato sería solo cenizas”. A (…) Leer el Cuento Infantil >>

Un cuento enigmático

Hubo alguna vez 3 hermosas flores en un jardín muy grande. Dicen que eran tres mujeres que habían sido transformadas en flores, pero solo a una de ellas le fue permitido regresar a casa cada noche, transformándose nuevamente en humana. Antes de nuevamente ser una flor la mujer le dijo a su esposo. -“Si cuando regresas estoy nuevamente en el jardín, por favor arráncame y nunca más me iré”. Su esposo sin pensarlo dos veces, llegado el momento hizo así, se acerco al jardín y con toda seguridad tomo la flor que el sabía sería su esposa. Si las tres (…) Leer el Cuento Infantil >>

La luz azul

Hubo un rey cuyo soldado estuvo a su servicio durante tiempos de guerra, a causa de sus heridas ya no pudo seguir trabajando. El rey lo despidió sin ningún pago posterior, y a causa de ello muy triste se fue el soldado a pie,  cuando llego a un bosque, vio la luz encendida de la casa de una bruja a quien suplico diciendo: -Te ruego me dejes dormir en tu casa y que me des algo de comer y beber por favor. -Solo si me haces un trabajo, así sera. Contesto la bruja. -Esta bien, dijo el soldado. Al día (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las tres hilanderas

Hubo una vez una Madre cuya hija era tan ociosa, pero tan ociosa, que no quería aprender a hilar el lino. Una vez su madre se enfado tanto que le llamo la atención fuertemente a su hija, ella no paraba de llorar llamando así la atención de la gente pasaba por el lugar. Al rato pasaba la reina en su carruaje y oyó los fuertes gemidos. La reina decidió bajar para ver que sucedía, al preguntar a la madre, ésta muy avergonzada le dijo: -Mi reina, sucede que mi hija insiste en pedirme lino para que siga hilando como siempre (…) Leer el Cuento Infantil >>

Laboriosidad y ociosidad

Hubo una vez una jovencita que era muy bonita pero era bastante ociosa y descuidada, pues cada vez que iba a hilar, si algo no le salía como quería, lo tiraba todo al piso y dejaba su trabajo. Pero su empleada que era muy trabajadora e inteligente al ver lo que su patrona botaba al suelo, ella lo recogía todo porque veía su utilidad y con ello se hizo un hermoso vestido. Un día la joven criada se puso a bailar sola, pero muy feliz al ver el resultado de sus manos. No se dio cuenta que su patrona la (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 612345...Última »