La Torre de Babel

¿Te acuerdas del gran diluvio y el arca que Noé construyó para salvar a los animales? Luego de que Dios enviara las lluvias para borrar toda maldad de la Tierra, prometió que nunca más haría algo igual para acabar con los hombres. Porque ahora ellos eran buenos y los amaba a todos. Por muchos años, los hijos de Noé convivieron en paz y engendraron a nuevos generaciones, que llegaron a crecer hasta convertirse en un poblado muy numeroso. Entre estas personas destacaba uno de los bisnietos de Noé, que se llamaba Nemrod. Lamentablemente, él no era bondadoso como su bisabuelo. (…) Leer el Cuento Infantil >>