El príncipe convertido en rana

Alguna vez, hubo un famoso rey que tuvo varias hijas y todas muy bellas. Una de las hijas era en su trato muy especial, ella lograba con su amabilidad que quienes la rodeaban se sientan felices a su lado. Pero una mañana de ardiente sol, la hija bondadosa del rey fue a jugar alrededor de un pozo con una joya muy valiosa, solo que nunca imagino que ésta se le cayera dentro del profundo pozo de agua hasta perderla. La joven lloraba desconsoladamente por su joya favorita, de pronto oyó una voz y al voltear pudo ver que era una (…) Leer el Cuento Infantil >>

Los animales merecen respeto

Pedro era buen amigo de los animales, su amor y respeto por ellos, hacía que sus padres le permitan en la casa tener perros, patos, conejos, y los animales que el quisiera pues la casa era grande y había lugar para todos. También habían muchos gatos y uno muy especial, era un gato de patas muy cortas que caminaba bastante lento y no tenía la habilidad de su madre que era una gata ágil y traviesa. Cuando doña Isabel iba al mercado donde vendía ropa, la gata astuta aprovechaba en entrar muy despacio a la cocina, subía con cuidado para ver si (…) Leer el Cuento Infantil >>

La viga

Un artista que trabajaba honestamente dedicándose a la magia, se presento ante un numeroso público con uno de sus números favoritos. Uno de sus gallos sostenía una viga muy grande y pesada como si tuviera el peso de una pluma, lo cual llamaba mucho la atención. Pero una joven que no era fácil muy desconfiada, de pronto observaba muy atenta la presentación del mago y dijo: -“Si miran bien todos se darán cuenta que eso no es una viga, ¡¡es solo una astilla!!” El mago muy entristecido y con gran vergüenza después de tan bochornosa acusación, solo atinaba a recoger (…) Leer el Cuento Infantil >>

El hada de las aguas

Dos hermanitos jugaban alrededor de un pozo, ellos estaban solos. Corrían tanto que sin darse cuenta, pronto los dos cayeron a las profundidades del pozo. Allí vivía una hada quien al verlos los obligo a quedarse trabajando para ella. A la niña la hacía hilar un lino muy sucio y la obligaba a traer mucha agua en envase viejos y con huecos. Al niño lo hacía talar árboles con un hacha sin filo, así no tenía cuando acabar. Lo peor era que la comida era mala y tenían que pasar hambre. Los niños esperaron el fin de semana para escapar, (…) Leer el Cuento Infantil >>

El gigante y el sastre

Hubo una vez un sastre cuya jactancia era mas grande que su tamaño y lo que realmente debía hacer. Pero un buen día no pudo mas y dejo todo su trabajo por ir a pasear por el mundo. El sastre en uno de sus viajes, pudo ver en el horizonte una torre tan alta que parecía tocar el cielo. Dominado por la tentación, se acerco al lugar y muy sorprendido vio que la supuesta torre, tenía piernas! sin darse cuenta había llegado a estar frente a un gigante. El gigante al ver al hombre le dijo: -“Que haces aquí!” -“Solo (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 41234