Los tres cerditos

Había una vez tres pequeños cerditos que eran hermanos y se querían mucho entre todos. Lo que más les gustaba era tocar música. El cerdito mayor podía tocar el piano, el del medio el violín y el más pequeño, le arrancaba hermosos sonidos a su flauta. Desde que habían nacido, aprendieron a compartir todo lo que tenían y a ayudarse de manera incondicional. Un día, decidieron que cada uno se construiría una casa, pues el corralito en el que vivían ya les estaba quedando muy pequeño a los tres. —Yo voy a hacer mi casita de paja —dijo el menor de (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las lentejas de Ésau

Había una vez dos gemelos llamados Ésau y Jacob, que eran hijos de Isaac y Rebeca, y nietos de Abraham, el gran padre de las doce tribus de Isreal. Ésau, el mayor, era un cazador muy hábil y el favorito de su padre, pues gracias a sus habilidades con el arco y la flecha, siempre podía proveer a su familia de buenas presas para comer. Rebeca sin embargo, tenía como favorito a Jacob, pues tenía un carácter más dulce y tranquilo. Nunca le importaba ayudarle con las tareas de la casa y era amable con todo el mundo. Aunque tenían (…) Leer el Cuento Infantil >>

¿Por qué los perros se olfatean la cola?

¿Has notado que siempre que dos perros se encuentran, inmediatamente se olfatean la cola? Esta es una costumbre muy graciosa que tienen nuestros mejores amigos para reconocerse, y que nunca imaginarías de donde proviene. Cuenta una vieja leyenda que hace mucho tiempo, cuando las tribus indígenas poblaban toda América, en el territorio de México, los hombres comenzaron a domesticar a los perros para que estos les sirvieran. Ellos les ayudaban a ahuyentar a las bestias, cuidaban sus casas y les avisaban por medio de sus ladridos si algún intruso se estaba acercando. Los perros, como es bien sabido, son animales (…) Leer el Cuento Infantil >>

La leyenda del águila

Cuento infantil basado en una leyenda europea. En un país muy lejano de Europa, vivía un joven cazador que era muy diestro con el arco y la flecha, aunque nadie lo sospechaba, pues era pequeño y muy delgado. Un día, mientras andaba buscando alguna presa para comer, vio a un águila majestuosa que se posaba sobre una roca. El ave tenía atrapada entre el pico a una serpiente, que parecía muerta de lo rígida que estaba. —Pues parece que esa águila ha tenido más suerte que yo —dijo el muchacho al ver como esta remontaba el vuelo hasta su nido, donde (…) Leer el Cuento Infantil >>

El gato y los ratones

En una casa enorme, vivía una familia que tenía de todo en abundancia, tanto así que la despensa nunca llegaba a quedarse vacía. Unos ratones se enteraron de esto y decidieron irse a vivir entre las paredes de aquella vivienda. Realmente no hacían daño a nadie, pero como ya se sabe, la naturaleza de estos roedores es la de tomar tanta comida como puedan para sobrevivir en sus madrigueras. Así, los ratoncitos comenzaron a asaltar la despensa de esta familia, llevándose un poquito de todo. Cuando la señora de la casa se dio cuenta se quedó horrorizada. —¿Qué vamos a (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 1812345...10...Última »