Cuentos Largos Infantiles

El mejor trabajo del mundo

Todos esperamos un empleo que al menos nos permita vivir adecuadamente y salir adelante con nuestra familia. La familia de mis vecinos desde generaciones pasadas mantenían un gran empresa de chocolates en el Perú, en la ciudad del Cuzco. Doña Peta, madrugaba para ir temprano a la chacra y regresaba a preparar el desayuno. Luego limpiaba la casa, lavaba y cocinaba apurada antes de que lleguen los trabajadores de sus chacras a almorzar porque les daba comida a cambio de dinero mensualmente. Doña Peta, trabajaba demasiado en su hogar sin recibir ayuda de los demás familiares. Ni siquiera recibía las gracias cuando con tanto amor los atendía. Javier, su esposo, se atrevió a decir alguna vez que ella no hacía nada y que debía ayudar en la fábrica. Doña Peta, muy triste, sentía que no era valorada por lo que hacía.

Ellos y toda la familia iban cada fin de semana a la iglesia. En una de esas reuniones, el predicador dijo: “Si hay alguien aquí que no valora lo que la esposa y Madre hace en el hogar, deben saber que hay alguien que valora mucho lo que ellas hacen. Para Dios, el trabajo más valioso es el de una Madre. Ella es la maestra del hogar porque enseña a sus hijos y los guía. Aunque no sea perfecta da lo mejor de sí misma. Nadie daría hasta la vida por sus hijos. Solo lo hizo Dios y luego son ellas quienes harían lo mismo. Son administradoras aunque no hayan ido a la universidad. Hacen magia sin ser magos. Aunque tengan poco dinero pocos entienden como logran que alcance para lo básico. Lo peor de todo es que pocos valoran sus atenciones y quienes agradecen sus sacrificios. Nunca reciben un sueldo. Tienen un horario para levantarse, pero nunca para acostarse. Lo único que ella espera es que la consideren con respeto, cariño y que por lo menos le den las gracias para seguir con entusiasmo en tan noble labor”. Lo que parecía un sermón, se convirtió en un bálsamo para el corazón de Peta y todas las Madres que estaban allí. Los demás, estoy segura que recibieron una gran lección.

ama de casa animada cocinando feliz

No esperemos a perder una Madre para después llorarla, el que la valora en vida, no tendrá porque llorarla cuando ella ya no esté. El día de la madre no es el único día para homenajearlas. Piensen en esto.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (12 votos, Calificación: 7,58 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Anonimo

5 Comentarios

Clic aquí para Comentar

  • Esta muy bonito se trata de q no baloran ala mamá los hijos como yo los papás y algunos otros yo quiero a mi mamá y mucho yo la admiro

  • Me parecio bien, para que entendamos el sacrificio o’ esfuerzo que hace una madre y que muchas veces no apreciamos y definitivamente sin esa persona no seriamos nada

  • OJALA Y DIOS PERMITA HABRIRLES EL CORAZÓN A MUCHOS HIJOS, QUE NO COMPRENDEN A SU MADRE Y LOS ESPOSOS SOBRETODO QUE NUNCA SE PREGUNTAN COMO LE HACEN PARA TRABAJAR EN FABRICA,EN HOGAR Y CON SUS HIJOS….

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El secreto de la serenidad
    Había una vez un muchacho que para aprender sobre los secretos de la vida, se retiró a un templo budista que se encontraba en lo alto de una gran montaña, muy apartado de la civilización. Ahí, vivía un viejo maestro llamado Tsin Shih que sería el encargado de guiarlo. Al principio el estudiante se adaptó bien […]
    Erika GC
  • ¿Qué es el amor?
    Una profesora se encontraba dando clase a sus pequeños alumnos cuando, en medio de la lección, uno de ellos levantó la mano y tímidamente le hizo una pregunta. —Maestra… ¿qué es el amor? Al principio, la mujer se quedó descolocada, sin saber como explicárselo. Pero luego de pensarlo por unos segundos, decidió que una pregunta […]
    Erika GC
  • La casa imperfecta
    Había una vez un maestro albañil que toda su vida, desde joven, había trabajado colocando cimientos, levantando paredes y haciendo grandes edificios y casas. Y aunque todos los días sin fallar se había levantado temprano para ir a ganarse la vida honradamente, el tiempo no había pasado en vano. Empezaba a hacerse viejo y pensó […]
    Erika GC
  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog