Cuentos Muy Cortos para Niños

Un niño pobre pero muy sabio

En un país lejano del África, existen muchos niños muy pobres. En una ocasión un grupo de turistas se acercó a un niño llamado Mupy mientras jugaba. Uno de los turistas se conmovió; quiso congraciarse con Mupy y compartir algo de lo que tenía y le dijo al niño: “¿Qué te parece si hacemos un juego para ti y tus amigos? Yo tengo unos dulces que sólo se lo puede ganar uno de ustedes”. Si todos corren hacia aquella casa, el primero que llegue y toque la pared, ese gana ¿qué dices?”.

El pequeño Mupy pensó un momento y dijo: “Muy bien, eso será muy fácil”. Mupy habló rápidamente con sus amigos, se tomaron de la mano todos y a la voz de 3 corrieron juntos y …¡todos llegaron a la vez! Sorprendido el turista por la ocurrencia del niño, le preguntó: “¿Por qué hiciste eso? Sólo tenía que ganar uno de ustedes”.

“Sí, lo sé. Pero yo no podría comer sólo  y sentirme feliz mientras mis amigos me miran tristes. No sé cómo serán los niños en su país, pero aquí hemos aprendido desde pequeños que todos somos para uno, y uno es para todos. Aunque tengamos poco, lo que podemos lo compartimos como hermanos y así nos sentimos mejor”,dijo Mupy.

Muchas veces, los niños que son más pobres, pueden valorar más las cosas. Enseñémosles a los niños a compartir las cosas y a no ser egoístas.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (10 votos, Calificación: 9,80 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Anonimo

6 Comentarios

Clic aquí para Comentar