Un hijo ingrato

Publicado por: Hermanos Grimm

Una pareja de esposos descansaban en la entrada de uno de los corredores de su casa. Ellos habían preparado un pollo asado para el almuerzo y estaba servido en la mesa. De pronto apareció el padre del esposo y se acercaba hacia su hijo, de inmediato el hombre entro a esconder el pollo para que su padre no le pida comida.

Cuando el padre se alejo de la casa el hijo corrió a sacar el pollo para almorzar y lo que encontró para su gran sorpresa fue un enorme sapo, que no se despegaba de el, ni dejaba que alguien se le acercara, si alguien intentaba retirarlo parecía querer saltar sobre el rostro de la gente para comérselos.

Por eso nadie se atrevía a querer ayudar al ingrato hijo, este se vio obligado a darle de comer todos los días de su vida o el sapo le comería la cara en castigo por ser tan ingrato y mal hijo con su padre.

“Aprendan a respetar a sus padres, para que les vaya bien en la vida”.

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (17 votos, resultado: 9,71 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Hermanos Grimm

Te Recomendamos: