Adrian era un adolescente que se disponía a espantar unas aves que se hallaban en un cable telefónico frente a su casa, solo debía tener mucho cuidado porque muy cerca se encontraban las ventanas de su vecina. Así que Adrian decidió con una piedra asustar a las aves, pero lo único que logro fue romper la luna de la vecina.

La señora Rosa salio asustada y solo atino a decirle al joven que le costaría caro comprar otra ventana, el joven asustado dijo que tenía muy poco dinero y que no le alcanzaría, frunciendo el ceño lo miro y le dijo que entonces y solo por esta vez lo perdonaría, por lo cual Adrian agradeció bajo la promesa de tener mas cuidado.

Regresando a casa el muchacho se dio con la ingrata sorpresa que su hermanita menor había roto uno de sus globos favoritos, lleno de ira no solo fue y le grito a su hermana, sino que le exigió que le pagara inmediatamente. Lo que hizo que la niña saliera llorando amargamente al patio de su casa.

Doña Rosa que en ese momento recogía los vidrios pregunto a la niña porque lloraba tanto, cuando ella se entero de lo sucedido se enojo mas y le reclamo a Adrian su actitud diciéndole:

-¿Como es posible que hagas esto con tu hermana?, estas viendo que por mucho mas yo te perdone y tu por tan poco ¡le destrozas el corazón!, esto no se quedara así, para que aprendas ahora me pagaras lo de la ventana.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

Esto debe hacernos pensar que si Dios es capaz de perdonarnos todo lo malo que hacemos, ¿porque no hemos de ser más compasivos con nuestros semejantes ya que todos somos humanos y nos equivocamos? recordemos siempre esta reflexión.

el-globo-roto

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (82 votos, Calificación: 8,32 de 10)
Cargando...

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

2 Comentarios

Clic aquí para Comentar