La hilandera perezosa

En un pueblo lejano hubo una vez, una pareja de esposos que a veces no se ponían de acuerdo. La esposa era muy floja, no le gustaba hacer los quehaceres del hogar a tiempo. Todo lo tenia en desorden y siempre tenia una excusa. Cuando su esposo le pedía que se ponga a hilar al menos. Ella nunca se quedaba callada y respondía así: -Si deseas que me ponga a hilar al menos, hazme un carrete. Entonces no se diga mas, si eso es lo que falta para que lo hagas lo haré. Y el esposo fue al bosque a (…) Leer el Cuento Infantil >>

La rama de avellana

Un tarde cálida de primavera, el niño Jesús dormía plácidamente. Su Madre María al verlo se alegro de ver que se había dormido solo, para compensarlo se fue al bosque a traerle unas fresas que sabía le gustarían al niño. Al llegar al bosque cuando María estaba a punto de recoger las fresas, de pronto apareció una serpiente que quería atacarla, pero ella retrocedió a tiempo y se quedo quieta en un árbol de avellana. En cuanto vio que la serpiente se alejo de ella, como pudo María se acerco a recoger las fresas y se fue inmediatamente a casa. (…) Leer el Cuento Infantil >>

La paja, la brasa y las judías

Una pobre mujer tenía mucha hambre y se dispuso a juntar unas judías, ella trajo mucha paja y empezó a preparar el fogón, luego en su intento de vaciar las judías a la olla, se le cayo una judía al piso sin que ella lo notara. Al rato cayo muy cerca de la judía una paja, y pronto al lado de la paja cayo un trozo de carbón. Así la paja pregunto a sus vecinas: -¿”Podrían decirme de donde vienen ustedes”? Y la brasa se apresuro a responder: -“Afortunadamente yo salte del fuego, si no hace rato sería solo cenizas”. A (…) Leer el Cuento Infantil >>

La mazorca del maíz

Cuando Dios caminaba por la tierra observando la obra de sus manos, la tierra producía alimentos de gran tamaño, no era como es ahora. Una mazorca podía tener hasta 500 gramos de peso aproximadamente, eran mas grandes y su tamaño era el mismo de la profundidad de su tallo. En una ocasión, una señora que caminaba con su niño, el pequeño travieso salto un charco de agua muy sucia cerca de unos maizales ensucio. La madre, recogió unas mazorcas y como pudo empezó a limpiarse el vestido, pero Dios que observaba todo, muy molesto dijo: -“Ustedes no aprecian mis bendiciones, (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las migajas en la mesa

Un buen día un campesino aprovecho para decir lo siguiente a sus pequeñas mascotas: -“Vamos, apúrense y suban a la mesa para que coman todas las migajas que quedaron”, la patrona salio y no se dará cuenta, vengan rápido. Pero ellas no querían hacerlo por temor a ser castigadas, sabían que la señora podría enojarse mucho. -“Vamos amigos ella no lo sabrá, ¿acaso no quieren comer? -“Si queremos pero lo dejaremos allí”. El campesino era muy insistente y por fin logro convencerlas. Las mascotas subieron a la mesa y arrasaron con todo lo que había de comer. En ese preciso (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 4912345...10...Última »