Otros Cuentos

Luis, un niño triunfador

Había una vez, un niño de 7 años llamado Luis. Sus padres eran pobres y apenas ganaban para darle de comer. Una noche antes de dormir, Luis pensó que sería bueno ayudar a sus padres y salir a trabajar. Él tenía muchas ganas de ir a la escuela a estudiar pues sabía que sólo así podría ser un gran profesional cuando sea mayor para cambiar su forma de vivir y la de su familia. Él  tenía muchas aspiraciones a pesar de su corta edad. A la mañana siguiente, después de desayunar, salió a buscar a un señor que tenía una tienda a ver si le daba trabajo. El señor le dijo que le daría una propina nada más pero a Luis eso no le importó. Él quería ganar dinero y así lo hizo.

Pasaron los días y encontró otro trabajo en un restaurante lavando platos. Como era rápido, el pequeño Luis pasó a entregar algunos platos de comida en las mesas y empezó a ganar un poco más con las propinas que los comensales le dejaban por ser muy atento. Después de tres meses el niño ahorró algo de dinero y por fin se matriculó en la escuela. Habló con el dueño del negocio y continuó trabajando después de las clases. Como era un buen niño se ganó el cariño de todos y le daban comida para él y su familia, un sueldo y propinas. Pasaron los años y Luis creció, se convirtió en un excelente arquitecto y construyó una casa muy grande y bonita para él y sus padres. Antes de mirar la moraleja, ¿usted puede decirnos qué nos enseña este pequeño y simple cuento inventado por nosotros?

niño arquitecto de grande

Cuando una persona solo piensa en positivo y tiene una meta fija, entonces superará los obstáculos por más grandes que sean. No es malo tener ambición, si es que se es buena persona y lo hace con un fin benévolo. Luis demostró que cuando uno es constante y persigue sus sueños, puede hacerlos realidad, todo es cuestión de tiempo y perseverancia. Se puso a un niño como protagonista del cuento pues, cuando somos niños tenemos otra mentalidad. De niños no hay obstáculos. Incluso podemos desear ser súper héroes. Seamos como niños al momento de desear nuestras metas y hagamos todo lo posible para no darnos por vencidos y avanzar sin parar, como Luis.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (5 votos, Calificación: 9,40 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Anonimo

6 Comentarios

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC
  • El secreto de la serenidad
    Había una vez un muchacho que para aprender sobre los secretos de la vida, se retiró a un templo budista que se encontraba en lo alto de una gran montaña, muy apartado de la civilización. Ahí, vivía un viejo maestro llamado Tsin Shih que sería el encargado de guiarlo. Al principio el estudiante se adaptó bien […]
    Erika GC
  • ¿Qué es el amor?
    Una profesora se encontraba dando clase a sus pequeños alumnos cuando, en medio de la lección, uno de ellos levantó la mano y tímidamente le hizo una pregunta. —Maestra… ¿qué es el amor? Al principio, la mujer se quedó descolocada, sin saber como explicárselo. Pero luego de pensarlo por unos segundos, decidió que una pregunta […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog