Historias de la Biblia para Niños

Lot y su familia

Hace miles de años, existieron en la tierra dos ciudades hermanas llamadas Sodoma y Gomorra. Estas habían caído en la desgracia al alejarse de los mandamientos de Dios, pues en ellas habitaban todos los pecados del mundo y su población estaba perdida. Allí, los hombres robaban, maldecían, se embriagaban y se mataban entre ellos. Las mujeres hacían lo mismo olvidando todo acto de amor hacia el prójimo. Y todos adoraban a falsos ídolos, entregándose al camino del mal.

Pero entre esta gente que tenía el corazón tan negro, vivía Lot, un hombre muy justo que había convivido con Abraham y tenía una bella esposa y dos hijas.

A pesar de la maldad que lo rodeaba, Lot se las había arreglado para mantener su corazón puro, y siempre le pedía a su familia que tratara con respeto y bondad a los demás. Sin embargo, era peligroso que permanecieran allí, pues Dios había decidido destruir esas ciudades por su reprobable comportamiento.

Así que él envió a dos de sus ángeles para advertir a Lot y a sus mujeres.

Cuando llegaron a la Tierra, se veían como dos jóvenes hermosos y de ojos amables. Juntos recorrieron la ciudad hasta llegar a casa de Lot, que reconoció en ellos a dos enviados del cielo. Les ofreció entrar en su casa para descansar y preparó todo un banquete para ellos. Coció unos panes con sus propias manos y luego les lavó los pies.

—Quédense esta noche a dormir y mañana podrán continuar su camino —les dijo, antes de que alguien tocara bruscamente la puerta.

Eran los habitantes de la ciudad, que habían visto pasar a los forasteros y querían hacerles daño.

—¡Abre la puerta, Lot! ¡Sabemos que estás escondiendo a esos extranjeros! —gritaban.

Lot salió de su casa y le suplicó a la turba que no hiciera daño a sus invitados. Pero los hombres no lo quisieron escuchar y se acercaron más a la puerta para romperla. Entonces, uno de los ángeles volvió a meter a Lot en la casa y le hizo una advertencia.

—Lot, debes tomar a tu familia e irte, pues las ciudades de Sodoma y Gomorra van a ser destruidas. La gente que habita aquí tiene demasiada maldad en su corazón como para poder salvarse —le dijo—. Pero tú eres bueno y Dios quiere salvarte por haberte mantenido justo. Así que vete, vete con tus hijas y esposa.

Prepararon pues todo lo que pudieron y escaparon por una ventana, pero antes de irse, los ángeles les advirtieron que no miraran atrás ni una sola vez.

Una lluvia de fuego descendió sobre Sodoma y Gomorra, destruyéndolas y matando a todos sus habitantes. Lot y sus hijas se apresuraron a alejarse sin voltearse a ver, pero la esposa del buen hombre no resistió la tentación y observó como aquellas ciudades eran arrasadas. Su cuerpo se convirtió en una estatua de sal.

Solo Lot y sus hijas pudieron salvarse, pues además de ser buenos habían mostrado su obediencia a Dios. Y Lot vivió muchos años con gran dicha.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (214 votos, Calificación: 9,20 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Erika GC

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC
  • El secreto de la serenidad
    Había una vez un muchacho que para aprender sobre los secretos de la vida, se retiró a un templo budista que se encontraba en lo alto de una gran montaña, muy apartado de la civilización. Ahí, vivía un viejo maestro llamado Tsin Shih que sería el encargado de guiarlo. Al principio el estudiante se adaptó bien […]
    Erika GC
  • ¿Qué es el amor?
    Una profesora se encontraba dando clase a sus pequeños alumnos cuando, en medio de la lección, uno de ellos levantó la mano y tímidamente le hizo una pregunta. —Maestra… ¿qué es el amor? Al principio, la mujer se quedó descolocada, sin saber como explicárselo. Pero luego de pensarlo por unos segundos, decidió que una pregunta […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog