Historias de la Biblia para Niños

Lot y su familia

Hace miles de años, existieron en la tierra dos ciudades hermanas llamadas Sodoma y Gomorra. Estas habían caído en la desgracia al alejarse de los mandamientos de Dios, pues en ellas habitaban todos los pecados del mundo y su población estaba perdida. Allí, los hombres robaban, maldecían, se embriagaban y se mataban entre ellos. Las mujeres hacían lo mismo olvidando todo acto de amor hacia el prójimo. Y todos adoraban a falsos ídolos, entregándose al camino del mal.

Pero entre esta gente que tenía el corazón tan negro, vivía Lot, un hombre muy justo que había convivido con Abraham y tenía una bella esposa y dos hijas.

A pesar de la maldad que lo rodeaba, Lot se las había arreglado para mantener su corazón puro, y siempre le pedía a su familia que tratara con respeto y bondad a los demás. Sin embargo, era peligroso que permanecieran allí, pues Dios había decidido destruir esas ciudades por su reprobable comportamiento.

Así que él envió a dos de sus ángeles para advertir a Lot y a sus mujeres.

Cuando llegaron a la Tierra, se veían como dos jóvenes hermosos y de ojos amables. Juntos recorrieron la ciudad hasta llegar a casa de Lot, que reconoció en ellos a dos enviados del cielo. Les ofreció entrar en su casa para descansar y preparó todo un banquete para ellos. Coció unos panes con sus propias manos y luego les lavó los pies.

—Quédense esta noche a dormir y mañana podrán continuar su camino —les dijo, antes de que alguien tocara bruscamente la puerta.

Eran los habitantes de la ciudad, que habían visto pasar a los forasteros y querían hacerles daño.

—¡Abre la puerta, Lot! ¡Sabemos que estás escondiendo a esos extranjeros! —gritaban.

Lot salió de su casa y le suplicó a la turba que no hiciera daño a sus invitados. Pero los hombres no lo quisieron escuchar y se acercaron más a la puerta para romperla. Entonces, uno de los ángeles volvió a meter a Lot en la casa y le hizo una advertencia.

—Lot, debes tomar a tu familia e irte, pues las ciudades de Sodoma y Gomorra van a ser destruidas. La gente que habita aquí tiene demasiada maldad en su corazón como para poder salvarse —le dijo—. Pero tú eres bueno y Dios quiere salvarte por haberte mantenido justo. Así que vete, vete con tus hijas y esposa.

Prepararon pues todo lo que pudieron y escaparon por una ventana, pero antes de irse, los ángeles les advirtieron que no miraran atrás ni una sola vez.

Una lluvia de fuego descendió sobre Sodoma y Gomorra, destruyéndolas y matando a todos sus habitantes. Lot y sus hijas se apresuraron a alejarse sin voltearse a ver, pero la esposa del buen hombre no resistió la tentación y observó como aquellas ciudades eran arrasadas. Su cuerpo se convirtió en una estatua de sal.

Solo Lot y sus hijas pudieron salvarse, pues además de ser buenos habían mostrado su obediencia a Dios. Y Lot vivió muchos años con gran dicha.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (212 votos, resultado: 9,19 de 10)
Cargando…
Loading...

Acerca del autor

Erika GC

1 Comentario

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

Loading...




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC
  • El papel arrugado
    Era un día normal en la escuela cuando Luis, uno de los estudiantes más conflictivos del salón, golpeó a uno de sus compañeros después de discutir por una tontería. No contento con eso también insultó a Noé, el chico con quien había peleado por un comentario inofensivo. En el fondo, Luis era una buena persona […]
    Erika GC
  • El árbol triste
    Había una vez un bosque frondoso en el cual habitaban distintos tipos de árboles. Todos ellos convivían felices y en armonía, pero había uno en especial al que siempre se le veía cabizbajo y triste. Y es que él, a diferencia de los demás, no tenía la menor idea de quien era. No daba frutos […]
    Erika GC
  • El saco de plumas
    En un pueblo vivía un hombre que apreciaba mucho a su mejor amigo, pues desde niños se habían criado juntos. Habían crecido, estado el uno con el otro en las buenas y en las malas, y se habían ayudado en los tiempos de necesidad. Parecía que nada en el mundo podría quebrantar esa gran amistad […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog