Cuentos Muy Cortos para Niños Cuentos para Dormir Fábulas de Esopo Fábulas Infantiles Otros Cuentos

Los viandantes y el oso

Una mañana paseaban dos amigos por un lugar turístico de la selva, pensando que el camino era muy seguro. Y si que lo era, pero no contaron con la aparición repentina de un oso y delante de ellos, al ver esto los dos amigos se asustaron increíblemente sin saber como reaccionar ante semejante situación. Pero uno de ellos subió rápidamente a un árbol ante la mirada desesperada de su compañero, quien quedándose solo y al frente de un oso, no se le ocurrió mejor cosa que tirarse al piso haciéndose el muerto. Se dice que un oso nunca toca un cadáver. Mientras el oso daba vueltas alrededor de aquel hombre, este procuraba contener la respiración intentando engañarlo a ver si así lo dejaba en paz.

Después de tanto olfatear al hombre el oso se acercó a la oreja del hombre dando la impresión de querer decirle algo. Parece que al creer que el hombre estaba sin vida, esto hizo que se aleje de el. Así, el hombre se animo y bajo del árbol, luego que su amigo se levanto del suelo, éste le pregunto:

-Vi que el oso parecía decirte algo al oído, eso me llamó la atención. ¿Podrías contarme que fue?, a lo que su amigo respondió:

-Claro que te voy a decir lo que me dijo, ¿en serio quieres saber?, bueno ahora te lo diré, me dijo que en el futuro mejor no viaje con amigos que se van corriendo, en lugar de ayudar, a la hora de las dificultades. Eso es lo que haré y tomaré muy en cuenta de aquí en adelante.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

oso3

Los verdaderos amigos están contigo siempre, nunca te dejan solo en momentos de dificultad.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (10 votos, Calificación: 9,40 de 10)
Cargando...

Acerca del autor

Esopo

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar