Otros Cuentos

Los padres y la educación

En un internado de niñas y señoritas, ellas se levantaban muy temprano antes de ir al salón de clases. Todas tenían permiso para que las visiten una vez por semana y salían cada quince días si eran indisciplinadas. La escuela estaba ubicada en una zona llena de árboles, en el campo. En aquel internado para señoritas, una mañana llegó una niña muy bonita. Ella era pelirroja y de grandes ojos azules. Se llamaba Claudia. Su padre la llevó, porque aunque la niña aparentaba ser muy dócil, en realidad no lo era. Sus padres dijeron a la niña: “Aquí no harás las cosas que estas acostumbrada a hacer en casa. No creo que aquí te lo permitan.” Como si ellos no tuvieran suficiente autoridad sobre la niña. Claudia pensaba sin decir una sola palabra: “¿Será esto un reformatorio? Se supone que aquí vengo a estudiar. Tal vez si me porto mal, me harán daño”, pensaba preocupada. Grande fue su sorpresa cuando la directora la recibió con una gran sonrisa y un fuerte abrazo sin conocerla, lo que dejó con la boca abierta a los padres.

Ellos eran personas con mucho dinero, pero con muy pocos modales. Trataban a su hija con hostilidad y esperaban de ella lo mejor, lo cual no es posible, ya que somos lo que aprendimos a ser según nos enseñaron en la casa. Tuvieron una charla previa los padres y la niña con la directora y ella terminó la charla diciendo: “Este es un centro de estudios donde prevalecen los principios y las buenas costumbres. Es importante que la niña saliendo cada fin de semana, se mantenga en casa lo aprendido aquí”. No esperen que hagamos con su hija lo que ustedes no están dispuestos a hacer. Tienen que colaborar en su educación de manera integral, ¿estamos de acuerdo?”. Los padres se miraron muy atentos y asentaron la cabeza diciendo: “Sí, señora directora”. A la semana siguiente la niña regresó tranquila y más obediente a casa. Les contó a sus padres que aquel internado era el hogar que ella quería tener. Ahí, todos se trataban con respeto, afecto, y como una familia de verdad. Los padres aprendieron que el cambio de su hija era el inicio de un gran cambio también para ellos y a partir de ese día todo fue diferente y Claudia empezó a cambiar.

Muchas veces los padres debemos cambiar para que los niños sean mejores personas ya que ellos son el reflejo de los padres.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (1 votos, Calificación: 10,00 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Anonimo

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • Prisionero
    Durante la década de los 40. Europa se vio sumida en la guerra más brutal que haya existido hasta el momento en la historia de la humanidad. Marcada por la discriminación y el odio hacia las personas diferentes, esta época derivó en la muerte de millones de personas en diferentes países. Los más afectados fueron […]
    Erika GC
  • El árbol inútil
    Lao Tzu era un gran maestro taoísta que viajaba de pueblo en pueblo acompañado por sus discípulos. Juntos se dedicaban a ayudar a las personas ofreciéndoles consejos, enseñándoles y haciendo las tareas que los más viejos no podían hacer. Su modo de vivir era practicar la compasión y ser generosos con los demás. Un día, […]
    Erika GC
  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog