Cuentos para Dormir

Los hermanos gruñones

Había una vez, en un lugar muy lejano, dos hermanitos que desde muy pequeños todo lo hacían juntos, especialmente jugar. Compartían todo porque sus padres les habían enseñado a ser así. Sin embargo llegó un día que algo sucedió entre ellos y se enojaron tanto, pero tanto, que ya muy cansados de pelear, quedaron en separar todo lo que era de cada uno y no quisieron compartir nada a partir de ese momento. Como tenían muchos juguetes, decidieron ir a descansar para continuar al día siguiente con la separación de juguetes y todo lo demás que aún faltaba. Eran demasiados juguetes y necesitaban darse una tregua. Ellos fueron creciendo pero el enojo se hizo tan grande entre ellos que ya no podían estar juntos en ninguna parte. Nadie podía creerlo, y todos los conocían ahora como los hermanos gruñones.

Así los llamaban todos los amigos y vecinos hasta que fueron envejeciendo. Durante todos esos largos años acumularon demasiadas cosas, todo estaba amontonado hasta que unos niños que jugaban por allí muy cerca, sin querer lo derrumbaron todo. Los niños seguían jugando alegremente sin importarles nada. Los hermanos observaban a estos niños mirando fijamente sus rostros y la libertad con la que hacían todo, y recordaron como hacían ellos cuando eran pequeños. Todo era alegría y comprendieron rápidamente el tiempo tan valioso que absurdamente habían perdido con tanto enojo. Así que decidieron unirse al grupo de niños y como en los viejos tiempos, como dos alegres niños más, estaban jugando otra vez. Empezaron a revolverlo todo y eran tan felices jugando otra vez que a partir de ese momento todos los amigos los conocieron como los hermanos juguetones. Ellos nunca más pelearon y volvieron a ser los mejores amigos.

De nada sirve pelearse con las personas, porque se pierde lo más valioso que son las oportunidades y el  tiempo que cuando pasa no se recupera jamás. Estos hermanos, aunque un poco tarde, se dieron cuenta del error que cometieron y pero agradecieron que volvieron a ser muy felices.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (31 votos, Calificación: 7,65 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

2 Comentarios

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • Prisionero
    Durante la década de los 40. Europa se vio sumida en la guerra más brutal que haya existido hasta el momento en la historia de la humanidad. Marcada por la discriminación y el odio hacia las personas diferentes, esta época derivó en la muerte de millones de personas en diferentes países. Los más afectados fueron […]
    Erika GC
  • El árbol inútil
    Lao Tzu era un gran maestro taoísta que viajaba de pueblo en pueblo acompañado por sus discípulos. Juntos se dedicaban a ayudar a las personas ofreciéndoles consejos, enseñándoles y haciendo las tareas que los más viejos no podían hacer. Su modo de vivir era practicar la compasión y ser generosos con los demás. Un día, […]
    Erika GC
  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog