Los animales merecen respeto

Publicado por: Paty Cuentacuentos

Pedro era buen amigo de los animales, su amor y respeto por ellos, hacía que sus padres le permitan en la casa tener perros, patos, conejos, y los animales que el quisiera pues la casa era grande y había lugar para todos. También habían muchos gatos y uno muy especial, era un gato de patas muy cortas que caminaba bastante lento y no tenía la habilidad de su madre que era una gata ágil y traviesa.

Cuando doña Isabel iba al mercado donde vendía ropa, la gata astuta aprovechaba en entrar muy despacio a la cocina, subía con cuidado para ver si las ollas no estaban calientes y las destapaba, así es como se llevaba las presas de pollo que Isabel dejaba para el almuerzo de su familia.

Cuando Isabel regresaba al mediodía, Pedro ya estaba en la sala mientras leía un buen libro, pues no le gustaba perder el tiempo. A la hora de servir su almuerzo, destapó la olla y no había ninguna presa de pollo, la mamá de Pedro pensaba que él se las comía a escondidas y lo castigó por eso. Empezaron las peleas en la casa y todos los días pasaba lo mismo:

-“Es que no puede ser que desaparezca la carne y que todos me digan que nadie lo hizo, eso es imposible” decía molesta mamá Isabel.

Una mañana, Pedro fue al hospital con su mamá, aprovechando que tenía seguro escolar para que le hagan un chequeo general. Regresando a la casa, Pedro tenía mucha hambre, se lavó las manos para servir su almuerzo y cuando estaba a punto de entrar a la cocina vio a la gata que salía de allí con una presa de pollo en su hocico, llamó a su mamá y buscando en el patio encontraron que la gata daba de comer a sus cachorros cerca del jardín.

A partir de ese día los padres de Pedro acordaron que los animales deben comer un alimento adecuado y tener un horario para que no pasen hambre, ahora entre todos se preocupan y se turnan para limpiarlos, alimentarlos y hasta pasearlos.

Es una responsabilidad muy grande tener animales en casa, es como tener un miembro mas en la familia. Dejarles lo que necesitan, ver por su seguridad antes de salir y respetarlos es lo justo.

Los animales también tienen sus derechos y deben tener lo que necesitan a su alcance siempre.

 

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (7 votos, resultado: 9,57 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Paty Cuentacuentos

Te Recomendamos: