Cuentos Clásicos para Niños Cuentos de Hadas Cuentos Infantiles con Moraleja Cuentos Largos Infantiles Fábulas Infantiles Otros Cuentos

Las tres hilanderas

Hubo una vez una Madre cuya hija era tan ociosa, pero tan ociosa, que no quería aprender a hilar el lino. Una vez su madre se enfado tanto que le llamo la atención fuertemente a su hija, ella no paraba de llorar llamando así la atención de la gente pasaba por el lugar. Al rato pasaba la reina en su carruaje y oyó los fuertes gemidos. La reina decidió bajar para ver que sucedía, al preguntar a la madre, ésta muy avergonzada le dijo:

-Mi reina, sucede que mi hija insiste en pedirme lino para que siga hilando como siempre le gusta a ella, pero somos pobres y ya no puedo mas con los gastos, es por eso que llora.

-Bueno, pero eso no es problema, tengo en palacio tanto lino que ocupan tres habitaciones, si gusta la llevo para que allá trabaje, no le faltara nada. Respondió la reina.

-De verdad? pues si aceptamos, gracias mi reina. Dijo así la madre.

-Cuando llegaron a palacio, los tres cuartos estaban llenos de lino fino y de la mejor calidad, después la reina le dijo a la joven:

-Puedes empezar a hilar desde ahora y cuando acabes todo, te prometo que te casarás con mi hijo por ser tan trabajadora, tu pobreza no es problema, me interesa mas que seas muy laboriosa. Pero cuando la joven quedo sola, se preocupo aún mas, se preguntaba como haría para hilar todo eso, y empezó a llorar por tres días.

Llego la reina y se sorprendió al ver que la joven nada hizo, ella se excuso diciendo que era por lo triste que estaba al dejar a su madre, la reina acepto eso y le dijo que empezara mejor al día siguiente. Aún preocupada la joven se asomo a la ventana para pensar en una solución, pues no dejaba de angustiarse por tan grande responsabilidad. Vio a tres mujeres algo extrañas acercarse en ese instante, al verla tan triste preguntaron que le sucedía, y ella les contó todo. Las mujeres se ofrecieron a ayudarla en secreto y bajo la promesa de lo siguiente:

-Dirás que somos tus tías y nos invitaras a tu boda, ademas queremos estar en tu mesa, solo así te apoyaremos.

-Esta bien, así será. Respondió la joven.

Cuando entregaron todo el trabajo la reina y el príncipe estaban muy felices y empezaron los preparativos de la boda. Llego el día y el novio se sorprendió al ver a las supuestas tías y les dijo a cada una:

A la primera:

-¿Porque tiene usted el pie tan ancho?

-Es de tanto pedalear.

Y a la segunda:

-¿Y usted porque tiene el labio tan caído?

-Es de tanto humedecer el hilo.

A la tercera:

-¿Y usted porque tiene el dedo tan grande?

-Es de tanto trenzar el hilo.

¡Ah ni hablar! mi novia nunca mas hará este trabajo. Dijo el príncipe.

Así se vio la joven bien librada de tan tedioso trabajo para ella.

“Cumplir las promesas, trae sus recompensas”.

 

 

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (60 votos, resultado: 6,98 de 10)
Cargando…
Loading...

Acerca del autor

Hermanos Grimm

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

Loading...




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC
  • El papel arrugado
    Era un día normal en la escuela cuando Luis, uno de los estudiantes más conflictivos del salón, golpeó a uno de sus compañeros después de discutir por una tontería. No contento con eso también insultó a Noé, el chico con quien había peleado por un comentario inofensivo. En el fondo, Luis era una buena persona […]
    Erika GC
  • El árbol triste
    Había una vez un bosque frondoso en el cual habitaban distintos tipos de árboles. Todos ellos convivían felices y en armonía, pero había uno en especial al que siempre se le veía cabizbajo y triste. Y es que él, a diferencia de los demás, no tenía la menor idea de quien era. No daba frutos […]
    Erika GC
  • El saco de plumas
    En un pueblo vivía un hombre que apreciaba mucho a su mejor amigo, pues desde niños se habían criado juntos. Habían crecido, estado el uno con el otro en las buenas y en las malas, y se habían ayudado en los tiempos de necesidad. Parecía que nada en el mundo podría quebrantar esa gran amistad […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog