Las migajas en la mesa

Publicado por: Hermanos Grimm

Un buen día un campesino aprovecho para decir lo siguiente a sus pequeñas mascotas:

-“Vamos, apúrense y suban a la mesa para que coman todas las migajas que quedaron”, la patrona salio y no se dará cuenta, vengan rápido.

Pero ellas no querían hacerlo por temor a ser castigadas, sabían que la señora podría enojarse mucho.

Loading...

-“Vamos amigos ella no lo sabrá, ¿acaso no quieren comer?

-“Si queremos pero lo dejaremos allí”.

El campesino era muy insistente y por fin logro convencerlas. Las mascotas subieron a la mesa y arrasaron con todo lo que había de comer. En ese preciso instante entro la dueña y al verlas, cogió una correa que ya tenía lista por allí, sin pensarlo dos veces las castigo hasta el cansancio, pensando que así lo recordarían siempre y nunca más subirían a la mesa.

Los perritos muy adoloridos y cansados de tanto llorar, se acercaron al campesino y le dijeron:

-“Ya ves, te lo dijimos”.

Burlándose el campesino respondió.

-“Y que pensaban ustedes”.

Al oír esto, los perritos se pusieron muy tristes, se alejaron del campesino y salieron a correr.

Si rompes las reglas, asumirás las consecuencias y tendrás que lamentarlo.

 

 

 

¿Te gustó? ¿Lo compartirías? ¡Muchas Gracias!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (40 votos, resultado: 7,75 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Hermanos Grimm

Loading...

Te Recomendamos: