Cierto día una zorra paseaba con actitudes muy soberbias, y era así por ser famosa y muy conocida en el lugar porque la llamaban “la ganadora”. Una liebre al verla, tomando valor porque le temía a la zorra, se acerca y le dice:

-Es verdad que te llaman ” la zorra ganadora”, ¿será porque tienes éxito en los negocios, o tal vez tienes muchas posesiones, o quizá eres millonaria?

-Bueno, si realmente quieres saber la razón, que te parece si vienes a mi casa, te invito a almorzar, ¿qué dices?.

-Bueno, es hora de quitarme la duda, vamos.

Y así fue, la ingenua liebre no tenía idea de lo que le esperaba en esa reunión. Estando en la casa de la zorra transcurrieron unos minutos hasta que la zorra vio que no tenía nada de comida, por lo que mirando a la liebre con cierta sonrisa, la liebre se dio cuenta que el delicioso almuerzo de la zorra era ella misma.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

Con miedo quiso retroceder, pero la zorra la detuvo y la liebre apenas atino a decir:

Ahora ya se porque te llaman “la ganadora”, y no es precisamente por tu trabajo y dedicación, es porque te dedicas a engañar a los incautos con mucha astucia. Cuánto lamento no haberme dado cuenta a tiempo, ahora tendré que pagar mi ingenuidad con mi propia vida.

liebre ingenua

Si te arriesgas a confiar en un tramposo, te expones a ser tu mismo el motivo de la lección.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (35 votos, Calificación: 8,80 de 10)
Cargando...

Acerca del autor

Esopo

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar