La serpiente que traicionó a su Samaritano

Publicado por: Anonimo

Estaba un hombre de vacaciones paseando en la selva con un amigo. Durante su camino vio una serpiente que estaba muy enferma. Sintió pena por ella y  la tomó con cuidado para abrigarla. Su amigo le dijo que era mejor seguir sin la serpiente pues era peligroso llevarla con ellos. El hombre no hizo caso y dijo que la serpiente no les iba a hacer daño pues ellos la estaban ayudando. Al recuperarse la serpiente, atacó al hombre que la salvó. Sorprendido, preguntó a la serpiente: “¿Porqué haces esto?”.

Recuerda que te salvé y ¡me preocupé por ti!”. La malagradecida dijo: “¿Acaso olvidaste mi naturaleza? No puedo evitarlo”. El amigo que vio la angustia del bondadoso hombre, lo abrazó y le dijo: “Te dejaste llevar por la bondad de tu corazón sin pensar que a la vez ponías en riesgo tu vida”. Al terminar de escuchar a su amigo, el hombre falleció y con la rama de un árbol, el amigo lanzó muy lejos a la ingrata serpiente que quedó enrollada en un palo mientras veía lo que había hecho, sin remordimiento alguno”.

No es bueno pensar con el corazón. Hay que ser muy realistas antes de tomar una decisión.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (3 votos, resultado: 10,00 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Anonimo

Te Recomendamos: