Cuentos Clásicos para Niños

La reina y la campesina

Había una vez una viuda que tenía dos hijas muy bellas: la mayor se llamaba Blanca y la menor, Colorada. Un día, su madre invitó a entrar en casa a una pobre anciana que se veía muy cansada por tanto caminar. Le puso una silla para que se sentara y mandó a sus hijas a buscar algo para ofrecerle de comer.

—Lo único que tengo son estas ciruelas —le dijo Blanca de mala gana, mostrándole los frutos—, son del ciruelo que yo misma planté.

—A mí me gustaría darle mis uvas, pero creo que no han madurado —dijo Colorada humildemente—. Si quiere, voy a ver a mi gallinita, que seguro ha puesto un huevo.

En ese instante, la anciana se convirtió en una dama hermosísima y dijo a la viuda:

—Soy un hada. Me gustaría recompensar a tus hijas, en vista de su actitud. La mayor se convertirá en reina y la menor será labradora.

Luego tocó su casa con la varita y esta se transformó en una finca muy grande y próspera.

—Aquí está tu parte por ser tan buena —le dijo a Colorada—, espero que seas muy feliz.

Y sin más, el hada desapareció. Colorada y su madre se pusieron locas de alegría al ver la granja tan bella que ahora tenían. Al día siguiente, mientras el rey andaba de caza cerca de ahí, vio a Blanca en las afueras y le pareció tan linda que inmediatamente pidió su mano en matrimonio.

Blanca se convirtió en reina y se fue a vivir al castillo de inmediato. Aunque le ofreció a su hermana buscarle un caballero de buena familia, Colorada rechazó su propuesta.

—Yo soy muy feliz con mis animalitos en el campo. Ve tú y vive tu sueño de ser de la realeza, hermana querida.

Y así fue. Mientras su hermanita trabajaba en la granja, Blanca se la pasó en grande acudiendo a las mejores fiestas de sociedad y gastando en lujosos vestidos. Pero días después se había aburrido de aquello, además de darse cuenta de que la gente de la corte no la quería por sus orígenes humildes. Se dedicaban a hablar mal de ella a sus espaldas y cuando estos chismes llegaron al rey, él se arrepintió de haber sido tan impulsivo y el cariño que sentía por ella se enfrío.

Blanca era muy infeliz. Pidió permiso a su esposo para ir de visita a la granja y él, gustoso de perderla de vista, se lo concedió. Cuando Blanca llegó vio que Colorada se había casado con un buen hombre. Tenían hijos preciosos, criados que los apreciaban muchísimo y vivían rodeados de cariño.

El hada volvió a aparecer ante ella.

—Tú creías que ser reina era una recompensa, cuando en realidad pretendía darte una lección por ser tan superficial. Tu hermana es humilde y cariñosa, y mira lo feliz que es.

Blanca se dio cuenta de que tenía razón y le pidió disculpas. El rey se separó de ella y Colorada la dejó vivir en la granja, donde ambas fueron muy dichosas.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (5 votos, Calificación: 8,00 de 10)
Cargando…
Valores

Acerca del autor

Erika GC

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El secreto de la serenidad
    Había una vez un muchacho que para aprender sobre los secretos de la vida, se retiró a un templo budista que se encontraba en lo alto de una gran montaña, muy apartado de la civilización. Ahí, vivía un viejo maestro llamado Tsin Shih que sería el encargado de guiarlo. Al principio el estudiante se adaptó bien […]
    Erika GC
  • ¿Qué es el amor?
    Una profesora se encontraba dando clase a sus pequeños alumnos cuando, en medio de la lección, uno de ellos levantó la mano y tímidamente le hizo una pregunta. —Maestra… ¿qué es el amor? Al principio, la mujer se quedó descolocada, sin saber como explicárselo. Pero luego de pensarlo por unos segundos, decidió que una pregunta […]
    Erika GC
  • La casa imperfecta
    Había una vez un maestro albañil que toda su vida, desde joven, había trabajado colocando cimientos, levantando paredes y haciendo grandes edificios y casas. Y aunque todos los días sin fallar se había levantado temprano para ir a ganarse la vida honradamente, el tiempo no había pasado en vano. Empezaba a hacerse viejo y pensó […]
    Erika GC
  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog

Porque el Día del Padre se debe celebrar todos los días...

Lee Nuestros Artículos creados especialmente para el Día del Padre
Clic Aquí
close-link

Porque el Día del Padre se debe celebrar todos los días...

Lee Nuestros Artículos creados especialmente para el Día del Padre
Clic Aquí
close-link

¿Eres [email protected] o tienes hijos? 

Te damos recursos Gratuitos para educar a los peques.
Clic Aquí