Fábulas Infantiles

La osa Primorosa

Cuento dedicado a mi nieta.

Había una vez una familia de ositos que vivía en un pueblecito, la más pequeña de sus hijas se llamaba Primorosa, iba a cumplir 8 añitos y deseaba tener la fiesta más linda del pueblo y el traje más hermoso que una osita haya tenido. Además de primorosa ella era muy coqueta y vanidosa. Soñaba con una falda rosa y unas sandalias de ballerina del mismo color, que había visto en una tienda del mall.

Su hermanita mayor, al saber esto, le contó a sus padres el deseo de Primorosa. Ellos se miraron con preocupación porque no tenían el dinero para cumplir con el deseo de su osita. Mamá osa se quedó pensativa tratando de hallar una solución. La hermana mayor comprendió la situación y decidió hablar con Primorosa.

Hermanita mayor: ¿qué te parece si te hago una linda falda con unos papeles de color rosa muy lindos que tengo guardados en mi armario?
Primorosa: ¡ay no! Te quedará fea, la que quiero es tan linda.
Hermanita mayor: Y qué te parece si en lugar de esas ballerinas rosadas te hago unas sandalias tejidas con un hilo rosa pálido que tengo en mis cajones?
Primorosa: Nooo, mis piecitos no lucirán iguales, ¡se ven tan elegantes!
Hermanita mayor: Hagamos la prueba y me cuentas si te gusta.
Primorosa: No pierdas tu tiempo porque yo quiero la falda y las ballerinas del almacén.

Comenzó Primorosa a bailar por toda la casa, ensayando para lo que sería la fiesta que tanto deseaba, se veia con su faldita al aire, y moviendo sus piecitos en color rosa, daba y daba vueltas cuando escuchó a mamá decir a papá: ¿que haremos para que Primorosa desista de esa fiesta y de ese traje? Si no tienes trabajo, no podemos gastar nuestros ahorros en una fiesta. Cuánta pena siento de no poder complacerla. Papá oso cerró sus ojitos y se quedó en silencio, meditando.

Primorosa se detuvo, su corazón latía fuertemente, no podía creer lo que estaba escuchando; con sus ojitos llenos de lágrimas se fue a su alcoba y buscando a su hermanita le dio un fuerte abrazo a la vez que le dijo: hermanita, hermanita quiero que me hagas ese traje que me ofreciste, creo que será único porque será diferente, y además hecho por tus manos. He cambiado de idea y solo quiero una fiesta con mi familia y colocarme el traje que tu me harás.

cuento de la osa primorosa
la osa primorosa

La hermanita se sorprendió de lo que Primorosa decía, pero se puso a trabajar de inmediato en su ropa de fiesta. Llegado el día del cumpleaños de Primorosa, ella se colocó su traje y sandalias hechas por su hermanita mayor y mirándose al espejo vio que lucía muy bien. Corrió donde sus padres y abrazándoles les dijo, ¡soy tan feliz! porque tengo una familia linda. Sus padres se alegraron mucho de ver el cambio de Primorosa, que siempre era muy vanidosa, y ahora se conformaba con poco. La tomaron de la mano y fueron a la mesa a compartir el pastel y las gaseosas con su otra hija.

Primorosa, aprendió la lección, primero preguntaba a sus padres si podían comprarle alguna cosa, sin exigir que lo hicieran.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (6 votos, Calificación: 5,67 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

2 Comentarios

Clic aquí para Comentar

  • tiene buen consejo y me parece muy veridico, no cae mucho en la fantasia y los milagros(pero si creo en los milagros)

  • hola gatita soy miriam arteaga, muy bonito su cuento y muy tierno
    la felicito y muchas bendiciones

    saludos

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • Prisionero
    Durante la década de los 40. Europa se vio sumida en la guerra más brutal que haya existido hasta el momento en la historia de la humanidad. Marcada por la discriminación y el odio hacia las personas diferentes, esta época derivó en la muerte de millones de personas en diferentes países. Los más afectados fueron […]
    Erika GC
  • El árbol inútil
    Lao Tzu era un gran maestro taoísta que viajaba de pueblo en pueblo acompañado por sus discípulos. Juntos se dedicaban a ayudar a las personas ofreciéndoles consejos, enseñándoles y haciendo las tareas que los más viejos no podían hacer. Su modo de vivir era practicar la compasión y ser generosos con los demás. Un día, […]
    Erika GC
  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog