Era un hermoso día de sol y un grupo de amigos estaba en la playa practicando surf. Las olas eran muy altas y Rosa y Gaby eran las mejores nadadoras del grupo. Antes de almorzar, ellas y sus amigos entraron al mar, era divertido verlas correr entre las olas, pero algunos jóvenes sin experiencia se atrevieron a tratar de hacer lo mismo.

Nadie imagino que en un instante empezaron a crecer mucho las olas, la madre de uno de ellos desesperada empezó a gritar:

-“¡Se ahoga mi hijo, auxilio, por favor ayuda!”.

Gaby,que era veloz y nadaba mejor, dejó la tabla de surf y acudió a ayudar, pero las fuerzas se le acababan luchando contra la corriente. Entonces, vino a ayudar Rosa, y juntas salvaron la vida de un joven que tuvo fuertes calambres y sin saber nadar.

Rosa le dijo al joven:

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

-“Al mar no se entra después de comer y menos si no sabes nadar, tienes que ser prudente y nunca deberás desafiar la fuerza del mar. Es mejor así.

La madre muy agradecida por el gesto de joven se acerco a ella a abrazarla mientras exhalaba un gran suspiro reflejando la gran tristeza que vivió a causa de su imprudente hijo.

La imprudencia 1

Piensa en las consecuencias de tus acciones imprudentes y mejor evita un sufrimiento innecesario.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (14 votos, Calificación: 6,93 de 10)
Cargando...

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar