La cajita musical

Publicado por: Anonimo

Era fin de semana, estábamos de paseo en una playa del sur y la gente armaba las carpas, otros sacaban los maletines y los clásicos víveres que todos llevan cuando te vas de campamento. Al atardecer, hacía frío y el cálido sol parecía esconderse de nosotros. Empezamos a preparar las fogatas mientras algunos organizaban juegos y cantos para pasar un momento agradable. Nunca olvidaré los fuegos artificiales a la medianoche, los abrazos y la alegría de todos, sus buenos deseos.

Era niña, pero recuerdo que mi madre me decía: “Empieza un nuevo año, esperamos que este sea mejor. Claro que será el mejor”. Mi madre era muy entusiasta; mi padre no tanto. Esa noche, recibí un fuerte abrazo y un regalo especial, una caja musical. Al abrir la tapa, una bailarina giraba sin parar y una melodía clásica no dejaba de sonar. Han pasado los años y aún la conservo.

cajita de musica con bailarina

Loading...

Me traen recuerdos que nunca podré olvidar, porque ese día mi madre me lo quiso regalar. Sonrío cada vez que mi padre y yo vemos la cajita musical, recordando a mi madre que ahora ya no está.

¿Te gustó? ¿Lo compartirías? ¡Muchas Gracias!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (7 votos, resultado: 8,57 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Anonimo

Loading...

Te Recomendamos: