Otros Cuentos

La Bella Durmiente

Autor Original: Los Hermanos Grimm (pero se han hecho algunas adaptaciones)

Érase un reino muy feliz en el que vivían unos reyes que acababan de tener una preciosa hija.  Como querían llegar a unirse a un reino que había muy cerca, decidieron casar a la princesa con el hijo de los reyes de aquel otro reino. Siendo Aurora, que así se llamaba la princesa, poco más que un bebé y Felipe, el príncipe, solo un niño, se organizó una ceremonia para que los jóvenes quedasen prometidos. En ella estaban también presentes las hadas del bosque: Flora, Fauna y Primavera. Pero algo terrible ocurrió al final de la ceremonia, y es que la malvada bruja Maléfica se presentó y dijo a los reyes: “He venido a hacerle un regalo a esta preciosa niña. Cuando Aurora tenga dieciséis años se pinchará con la aguja de una rueca… ¡caerá en un sueño del que no volverá a despertar!”

Todo el mundo quedó conmocionado mientras Maléfica escapaba sin dejar rastro. Entonces las buenas hadas intentaron combatir el hechizo de maléfica recitando al mismo tiempo: “La joven Aurora despertará de su embrujo cuando reciba su primer beso de amor verdadero”. Sin embargo, los padres de Aurora quedaron muy preocupados, por lo que la enviaron a vivir con las hadas y mandaron destruir todas las ruecas del reino, para que estuviera a salvo. Así pasaron los años y la princesa creció en el bosque sin saber que era la hija de los reyes feliz junto a los animales y plantas. Todo estaba bien hasta la noche en la que Aurora cumplió dieciséis años. En ese momento se levantó como sonámbula y fue caminando durante horas hasta el castillo. La fuerza que la empujaba hizo que fácilmente evitase a los guardias y se colase por un pasadizo secreto que le llevó a una habitación. Allí, cubierta de polvo y telas de araña, se encontraba la única rueca que quedaba en el reino.

Aurora se pinchó con ella y al instante quedó dormida, como muerta. Las hadas, después de darse cuenta de que no estaba, fueron buscando a la princesa por todas partes hasta que la encontraron tirada en el suelo. Para que nadie se enterase de lo ocurrido, decidieron dormir a todo el reino excepto el príncipe Felipe, que ya se había convertido en un robusto y  guapo joven. Las hadas fueron entonces a avisarle, le equiparon con una espada y escudo mágicos y lo ayudaron a vencer a la bruja Maléfica. El poder de la bruja era muy muy grande y se convirtió en un enorme dragón negro que casi acaba con la vida del príncipe. Pero gracias a la ayuda de las hadas y la valentía de Felipe, este consiguió en el último momento atravesar su corazón con la espada mágica.

la bella durmiente

Sin embargo, el hechizo aun pervivía, así que Flora, Fauna y Primavera acompañaron a Felipe al lugar donde yacía Aurora. El príncipe, tan impresionado quedó con la belleza de Aurora, que no pudo evitar darle un suave beso.

En ese momento Aurora despertó, junto con todos los demás habitantes del reino, al poco se casó con el príncipe Felipe y juntos vivieron siempre felices. Así se vio como el bien y la valentía siempre triunfan al final contra el mal.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (102 votos, resultado: 7,97 de 10)
Cargando…
Loading...

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

Loading...




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC
  • El papel arrugado
    Era un día normal en la escuela cuando Luis, uno de los estudiantes más conflictivos del salón, golpeó a uno de sus compañeros después de discutir por una tontería. No contento con eso también insultó a Noé, el chico con quien había peleado por un comentario inofensivo. En el fondo, Luis era una buena persona […]
    Erika GC
  • El árbol triste
    Había una vez un bosque frondoso en el cual habitaban distintos tipos de árboles. Todos ellos convivían felices y en armonía, pero había uno en especial al que siempre se le veía cabizbajo y triste. Y es que él, a diferencia de los demás, no tenía la menor idea de quien era. No daba frutos […]
    Erika GC
  • El saco de plumas
    En un pueblo vivía un hombre que apreciaba mucho a su mejor amigo, pues desde niños se habían criado juntos. Habían crecido, estado el uno con el otro en las buenas y en las malas, y se habían ayudado en los tiempos de necesidad. Parecía que nada en el mundo podría quebrantar esa gran amistad […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog