Cuentos Infantiles de Navidad Cuentos Muy Cortos para Niños

Inversonia y la Navidad

En el año 25 218 (año veinticinco mil doscientos dieciocho) en una galaxia muuuuuuuy lejana del planeta tierra había un planeta llamado Inversonia. Allí había un niño llamado Lamuel (los niños del planeta Inversonia eran muuuuy parecidos a los niños del planeta Tierra. Tanto así que era bien difícil diferenciarlos y solo se podía cuando se les hacía un análisis de ADN muy exhaustivo).

Él estaba muy enojado con Clanta Saus (era parecido a Santa Claus pero era de color azul y menos gordo porque comía muchos vegetales) porque veía que otros niños que eran pobres recibían más regalos que él en Navidad(es como la navidad en el planeta Tierra pero la diferencia radica en que en el planeta Inversonia la Navidad era celebrada con comida sana que incluía muchos vegetales y frutas y en lugar de un chocolate caliente se tomaba una rica limonada con stevia en lugar de azúcar y bien pero bien fría — aunque hiciera mucho frío en Inversonia–).

Un día apareció Clanta Saus con su gran trineo y justo cuando estaba pasando cerca a la casa de Lamuel, el niño le tiró un piedrón, el cual le cayó en la cara a Clanta Saus. Entonces el viejito flaco y de azul, tuvo que estacionar su trineo. Entonces Lamuel se puso su ropa en menos de 10 segundos y salió corriendo. El viejito en lugar de molestarse, lo miró y le preguntó: “Hola habitante de Inversonia. Dime cuál es tu nombre.”

Entonces Lamuel respondió: “Me llamo Lamuel y quisiera hablar con tu jefe porque creo que no estás haciendo bien tu trabajo. No entiendo por qué los niños pobres están recibiendo más regalos. Deberían despedirte.”

Entonces Clanta Saus respondió: “Eres un niño inteligente pero me haces acordar a mi tatarabuelo que vivía en un planeta lejano llamado Tierra. En ese entonces los niños con más dinero recibían más regalos. Pero estás equivocado Lamuel. Ahora los niños que más reciben son aquellos que no son felices”

-No puede ser- contestó Lamuel.

-Te explicaré-le dijo el amigo de los niños.Hace mucho tiempo tenía otras formas de medir cuantos regalos debía entregar a los niños pero no dio buenos resultados, así que inventé un medidor que me hiciera saber qué tan felices podía hacer a los niños y funcionó porque vi que la mayoría de los niños fueron más felices.

papa noel azul y flaco-Creo que ese medidor de la felicidad está malogrado porque a mí me tocan pocos regalos- reclamó Lamuel.

-Clanta Saus respondió diciendo: “no,no, no, funciona muy bien. Lo que pasa es que los niños pobres que pasan una navidad triste, deberían recibir más regalos pues eso compensa un poco el sufrimiento que tienen. En cambio los niños que NO son pobres deberían compartir esta fecha especial con los que menos tienen ya que durante todo el año ellos reciben muchos más regalos.”

Clanta Saus pensó un poco y se le ocurrió una gran idea. Tenia que hacer algo para que Lamuel comprenda lo que le contó, así que esa Navidad el niño fue invitado por Clanta Saus a repartir juguetes a cada niño y así vió que todo lo que le dijo era verdad. A partir de ese día Lamuel entendió lo afortunado que era y compartió cada día de su vida, parte del amor y la felicidad que el sí tenia con los niños que más lo necesitaban. Así descubrió que podía ser muy feliz.

En Diciembre el objetivo es compartir, ser felices y hacer felices a los demás. Y compartir con los niños que menos tienen, puede hacerlos muy felices a ellos y también a los que comparten. Si en tu colegio no hay niños pobres, entonces organicen en Navidad una visita a algún lugar donde hay niños que están esperando un pequeño regalo. Te aseguro que serás muy feliz viendo cómo otro niño juega y te da las gracias con una sonrisa.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (80 votos, Calificación: 8,09 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El secreto de la serenidad
    Había una vez un muchacho que para aprender sobre los secretos de la vida, se retiró a un templo budista que se encontraba en lo alto de una gran montaña, muy apartado de la civilización. Ahí, vivía un viejo maestro llamado Tsin Shih que sería el encargado de guiarlo. Al principio el estudiante se adaptó bien […]
    Erika GC
  • ¿Qué es el amor?
    Una profesora se encontraba dando clase a sus pequeños alumnos cuando, en medio de la lección, uno de ellos levantó la mano y tímidamente le hizo una pregunta. —Maestra… ¿qué es el amor? Al principio, la mujer se quedó descolocada, sin saber como explicárselo. Pero luego de pensarlo por unos segundos, decidió que una pregunta […]
    Erika GC
  • La casa imperfecta
    Había una vez un maestro albañil que toda su vida, desde joven, había trabajado colocando cimientos, levantando paredes y haciendo grandes edificios y casas. Y aunque todos los días sin fallar se había levantado temprano para ir a ganarse la vida honradamente, el tiempo no había pasado en vano. Empezaba a hacerse viejo y pensó […]
    Erika GC
  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog

Porque el Día del Padre se debe celebrar todos los días...

Lee Nuestros Artículos creados especialmente para el Día del Padre
Clic Aquí
close-link

¿Eres [email protected] o tienes hijos? 

Te damos recursos Gratuitos para educar a los peques.
Clic Aquí