Cuentos Clásicos para Niños

Hansel y Gretel

cuento de hansel y gretel

Erase una vez unos hermanos gemelos llamados Hansel y Gretel, que vivían en una pequeña aldea muy pobre al borde de un bosque. Su familia era la más pobre de todas, tanto que su padre se pasaba los días enteros fuera en el bosque buscando leña para vender en los pueblos cercanos y casi nunca le veían. Por eso Hansel y Gretel siempre querían ir con él al bosque, pero él les repetía: “No podéis venir conmigo, el bosque es muy peligroso”.

Pero aún no hemos hablado de la madre de Hansel y Gretel, que era una mujer malvada que no quería bien a sus dos hijos y solo miraba por el dinero. Tanto es así que un día convenció a su marido, que sí quería a los niños, que les dejase abandonados en el bosque. La malvada bruja que vivía allí le había prometido unas monedas de oro a cambio de los jóvenes gemelos.

Aunque el padre de Hansel y Gretel los quería mucho, le resultaba imposible ir en contra de su esposa, por lo que un día se llevo a Hansel y Gretel al bosque, los cuales estaban muy contentos hasta que de repente se vieron solos en el bosque. Su padre les dijo: “Esperad aquí un momento y volveré en seguida”, pero nunca volvió.

Los niños caminaron y caminaron hasta que de repente vieron a lo lejos una casita. Cuando se acercaron más pudieron ver que estaba toda hecha de chocolate, caramelos, bizcochos y otros dulces. Por supuesto Hansel y Gretel no pudieron resistirse y comenzaron a comer.

La anciana bruja vio que su momento había llegado y salió de la casa para invitar a los niños a tomar cuantos dulces quisieran. Hansel y Gretel aceptaron gustosos pero, al cerrarse la puerta, la anciana mostró su verdadera cara. A Hansel lo encerró en una jaula, donde lo cebaba cada día hasta que se pusiese gordo para poder comérselo. A Gretel la tenía mientras como criada presa con una cadena en su pequeño tobillo.

Un día, cuando la bruja pensó que Hansel ya estaba listo para comérselo, ordenó a Gretel que fuera a ver si el horno estaba suficientemente caliente. Pero Gretel tenía un plan. Le preguntó a la bruja:

– Pero, ¿cómo se hace eso? – haciéndose la tonta.

A lo que la bruja contestó:

– Se hace así, ¡tonta!.

En ese momento la bruja metió la cabeza en el horno y Gretel la empujó dentro. Cerró el horno y mientras oía los gritos de la bruja al hornearse liberó a Hansel y ambos salieron de la casa, no sin antes coger mucho oro, piedras preciosas y dulces que había en casa de la bruja.

Al salir se encontraron con su padre, que les estaba buscando desde hacía semanas y que mientras les estrechaba fuerte les prometió que nunca les abandonaría.

Niños nunca se acerquen a personas o lugares extraños, así les provoque un dulce u otras cosas, mejor sean prudentes y no hablen con desconocidos.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (512 votos, Calificación: 8,53 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • Prisionero
    Durante la década de los 40. Europa se vio sumida en la guerra más brutal que haya existido hasta el momento en la historia de la humanidad. Marcada por la discriminación y el odio hacia las personas diferentes, esta época derivó en la muerte de millones de personas en diferentes países. Los más afectados fueron […]
    Erika GC
  • El árbol inútil
    Lao Tzu era un gran maestro taoísta que viajaba de pueblo en pueblo acompañado por sus discípulos. Juntos se dedicaban a ayudar a las personas ofreciéndoles consejos, enseñándoles y haciendo las tareas que los más viejos no podían hacer. Su modo de vivir era practicar la compasión y ser generosos con los demás. Un día, […]
    Erika GC
  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog