Cuentos Muy Cortos para NiñosCuentos para DormirFábulas de EsopoFábulas InfantilesOtros Cuentos

El ratón campestre y el cortesano

Había un grupo grande de ratones, pero entre ellos había uno que era amigo de un ratón de la corte que era millonario y nunca le faltaba comida. El otro solo era un campesino que tenía que buscárselas cada día comiendo solo lo necesario.

Un buen día el ratón campesino motivado por el gran aprecio que le tenía a su amigo invito al ratón cortesano a que almorzaran juntos, pero el ratón millonario, al recordar que su amigo era pobre, le dijo que mejor fueran a su casa porque allí tenía de todo, es más hasta le ofreció que podía llevar algo de comida a su regreso, por eso el ratón campesino acepto con mucho gusto. Al llegar a su casa, el ratón campesino maravillado con tantos quesos, higos y otras variedades solo atino a suspirar embelesado y feliz porque su amigo no padecía para comer.

Pero el amigo le dijo:

-Mi estimado amigo, tu vida es como la de las hormigas, tienes que trabajar mucho para comer tan poco y a veces nada, mejor vente a vivir conmigo. Si vienes nunca te faltara alimento, y lo mejor es que estaremos juntos y lo compartiremos todo si así lo quieres, mientras a su vez le mostraba un cuarto lleno de frutas, legumbres y abundante miel. El ratoncito pobre estaba emocionado y feliz. Solo que algo extraño sucedió de pronto que irrumpió la amena conversación, alguien entro haciendo ruido creyendo que la casa estaba sola e hizo que corran los ratones directo a sus escondites, de hecho era un ladrón que quería robarles la comida y así fue.

Luego salieron los ratones a comer algo de miel e higos, pero otro ladrón ingreso a robar una vez más. Al ver esto el ratón campesino lo pensó mejor y le dijo a su amigo:

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

-Lo pensé mejor amigo, tu tienes comida pero no vives tranquilo, en cambio yo, aunque tengo poco lo consigo y como en paz. En realidad prefiero mi vida como es, sin temores. De nada me sirve vivir así como tu, te hartas de comida hasta que el temor te hace correr. Lo lamento pero . . .me voy.

raton campesino vive mejor en paz y sin miedos

Es mejor comer poco y vivir en paz, que tener abundancia y vivir en temor. Tu decides.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (76 votos, Calificación: 9,20 de 10)
Cargando...

Acerca del autor

Esopo

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar