Leyendas Infantiles Cortas

El pájaro Cu

Tiempo atrás, cuando los humanos aun no poblaban la tierra en demasía, existía un bosque muy hermoso en el que todos los pájaros convivían en armonía. Además, eran capaces de hablar entre ellos, por lo que a menudo sostenían grandes conversaciones y celebraban las más hermosas fiestas. Entre todas estas aves había una que era conocida como el pájaro Cu, que no hacía más que lamentarse.

No le gustaba su plumaje, tan triste y deslucido. Envidiaba los hermosos colores que poseían las plumas de las otras aves y lloraba porque quería ser como ellas.

—No es justo, todos tienen plumas bonitas menos yo —decía—, ¿por qué no puedo ser tan hermoso como los demás? La naturaleza no ha sido buena conmigo.

Un día, cansado de escucharlo quejarse, el búho se reunió con los otros pájaros para ver como podían ayudarlo a ser más hermoso. Su amiga la lechuza, que era una criatura muy sabia, sugirió que cada uno le entregara una pluma para que se hiciera un traje nuevo.

Todas las aves estuvieron de acuerdo y cuando fueron a decírselo al pájaro Cu, este no cabía en sí de la felicidad.

—¡Oh, muchísimas gracias, amigos míos! —les dijo— Esto es lo que llevo deseando toda mi vida, son todos muy generosos conmigo.

—Claro, pero a cambio, pensamos que es justo que te conviertas en nuestro mensajero —le dijo el águila—. Ya que te vamos a dar un plumaje nuevo, tu podrías llevarnos los mensajes. Tendrás oportunidad de lucir tu nuevo y bonito traje mientras vas de un lado a otro.

El pájaro Cu aceptó la propuesta y entonces, cada una de las aves se quitó una pluma para dársela. Al final del día, el pajarito había reunido cientos de plumas de todos los colores y con ellas reemplazó las que tenía, convirtiéndose en la criatura más exótica que se había visto en el bosque. Ni siquiera el pavo real podía competir con las tonalidades y texturas que tenían sus bellas plumas nuevas.

—¡Qué hermoso me veo! —exclamó, bajando hasta un lago de aguas cristalinas para admirarse.

Desde entonces, únicamente se la pasó en ese lugar, presumiendo y mirando sin cansancio su reflejo, a tal grado que se olvidó de la promesa que les había hecho a los demás pájaros.

Cuando ellos quisieron entregarle el primer mensaje, el pájaro Cu no estaba disponible. Los mensajes se acumularon y con ellos, la ira de sus amigos. Todas las aves comenzaron a protestar, inundando el bosque con un escándalo increíble que llegó a oídos del dios de los pájaros.

Muy molesto por todas estas voces, él les quitó el don del habla y los condeno a dar trinos y graznidos, para disminuir el barullo.

Es por eso que hasta el día de hoy, las aves solo pueden comunicarse de esta manera. Y dicen que el pájaro Cu se perdió para siempre, avergonzado como estaba por no haber cumplido su promesa y condenar a todos sus compañeros a una vida sin palabras.

Por eso es muy importante, cumplir lo que prometemos.

bird photo

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (4 votos, Calificación: 7,25 de 10)
Cargando…
Valores

Acerca del autor

Erika GC

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El secreto de la serenidad
    Había una vez un muchacho que para aprender sobre los secretos de la vida, se retiró a un templo budista que se encontraba en lo alto de una gran montaña, muy apartado de la civilización. Ahí, vivía un viejo maestro llamado Tsin Shih que sería el encargado de guiarlo. Al principio el estudiante se adaptó bien […]
    Erika GC
  • ¿Qué es el amor?
    Una profesora se encontraba dando clase a sus pequeños alumnos cuando, en medio de la lección, uno de ellos levantó la mano y tímidamente le hizo una pregunta. —Maestra… ¿qué es el amor? Al principio, la mujer se quedó descolocada, sin saber como explicárselo. Pero luego de pensarlo por unos segundos, decidió que una pregunta […]
    Erika GC
  • La casa imperfecta
    Había una vez un maestro albañil que toda su vida, desde joven, había trabajado colocando cimientos, levantando paredes y haciendo grandes edificios y casas. Y aunque todos los días sin fallar se había levantado temprano para ir a ganarse la vida honradamente, el tiempo no había pasado en vano. Empezaba a hacerse viejo y pensó […]
    Erika GC
  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog