Después que una embarcación se hundió en el mar, un náufrago estuvo luchando por su vida por largo tiempo. Cansado de nadar y faltando le poco ya, afortunadamente el mar lo arrojo a la orilla quedando el hombre profundamente dormido. Al despertar, más calmado y mirando al mar, empezó a recordar todo y a renegar de el, preguntando porque hacía que la gente se sintiera atraída a estar sobre el mar, engañando les con esa apariencia de calma, cuando en realidad se embravecía cuando ya estaban sobre el, haciendo que la embarcación se hunda pereciendo así sus ocupantes.

El mar, lamentando lo sucedido al oír esto, con voz suave tomo la forma de una bella y calmada mujer, y le dijo preocupada esto al naufrago:

Querido amigo, siento mucho lo que ha sucedido, lo he visto todo pero no soy yo quien hace esto, soy así tal cual como me ves, soy pasiva y deseo que todos vengan a mi para que disfruten de la belleza de la que fui dotada, es mi anhelo que disfruten su viaje aquí. En realidad te sugiero que te calmes y me pongas atención un momento, tus reclamos debes dirigirlos a los vientos, porque son ellos los que se posan sobre mí alborotando mis aguas, lamentablemente son ellos los que ocasionan estos tristes resultados haciendo que yo me enfurezca. No es ese mi propósito que nadie sufra y quede lastimado. Ahora que ya lo sabes, deseo que te recuperes pronto y espero que entiendas eso.

mar y naufrago

No siempre un acto injusto, es responsabilidad de quien la ejecuta. Hay quienes realizan acciones por ordenes de sus superiores.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (7 votos, Calificación: 7,57 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Esopo

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • Prisionero
    Durante la década de los 40. Europa se vio sumida en la guerra más brutal que haya existido hasta el momento en la historia de la humanidad. Marcada por la discriminación y el odio hacia las personas diferentes, esta época derivó en la muerte de millones de personas en diferentes países. Los más afectados fueron […]
    Erika GC
  • El árbol inútil
    Lao Tzu era un gran maestro taoísta que viajaba de pueblo en pueblo acompañado por sus discípulos. Juntos se dedicaban a ayudar a las personas ofreciéndoles consejos, enseñándoles y haciendo las tareas que los más viejos no podían hacer. Su modo de vivir era practicar la compasión y ser generosos con los demás. Un día, […]
    Erika GC
  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog