El lobo y las 7 cabritas

Publicado por: Hermanos Grimm

Hubo una vez una vieja cabra que tenía 7 cabritas como hijas, a quienes adoraba como solo una buena madre sabe hacerlo. Antes de ir a buscar comida, algo apurada las reunió y les dijo:

-“Hijitas, debo ir al bosque a buscarles alimento, por favor no le abran la puerta a nadie, el lobo esta afuera dando vueltas buscando a quienes engañar y devorar. Quiero que estén muy atentas”.

A lo que respondieron todas:

-“Claro mamita, ve tranquila porque todo estará bien”. Así es como la cabra partió contenta al bosque.

Al rato, el lobo que lo observaba todo, se acerco a la casa y tocando la puerta le dijo a las cabritas:

-“Hijitas abran la puerta porque llegue con la comida para ustedes”.

Sorprendidas respondieron:

-“No abriremos la puerta porque nuestra madre no tiene esa voz tan fea y gruesa”

Al verse descubierto se fue por un momento y luego regreso hablando con mas suavidad y dijo:.

-“Hijitas abran la puerta les tengo su almuerzo”.

Pero vieron debajo de la puerta que tenía las patas muy negras y le dijeron:

-“No mientas, nuestra madre no tiene las patas tan negras”.

El lobo fastidiado se fue a una panadería y bajo amenazas le dijo al panadero que le echara a sus patas harina y regreso una vez mas.

Las cabritas al ver las patas del lobo mas claras, abrieron la puerta y cuando el lobo entro en la casa se asustaron al descubrir demasiado tarde tal engaño. El lobo se las trago a todas una por una sin compasión, aunque la mas pequeña se había escondido de tal modo que solo ella se salvo.

Cuando llego mamá casi muere del susto pero cuando la cabrita le contó lo sucedido salieron a caminar encontrando al lobo durmiendo y con la panza muy abultada. Se acercaron y vieron que en la panza del lobo algo se movía, es allí que con una rama la mamá abrió de inmediato al lobo y salieron cada una de las cabritas, estaban vivas porque el lobo las había tragado enteras.

Mientras el lobo aun dormía, las cabritas y su mamá le llenaron con piedras la panza. Al despertar el lobo ya no podía caminar, con dificultad llego a un pozo a beber agua y al inclinarse cayo muriendo ahogado. Las cabritas al verlo todo, terminaron celebrando su ausencia al fin.

“Es mejor obedecer siempre a los padres para no sufrir las consecuencias negativas”.

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (51 votos, resultado: 7,92 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Hermanos Grimm

Te Recomendamos: