Hubo una vez una vieja cabra que tenía 7 cabritas como hijas, a quienes adoraba como solo una buena madre sabe hacerlo. Antes de ir a buscar comida, algo apurada las reunió y les dijo:

-“Hijitas, debo ir al bosque a buscarles alimento, por favor no le abran la puerta a nadie, el lobo esta afuera dando vueltas buscando a quienes engañar y devorar. Quiero que estén muy atentas”.

A lo que respondieron todas:

-“Claro mamita, ve tranquila porque todo estará bien”. Así es como la cabra partió contenta al bosque.

Al rato, el lobo que lo observaba todo, se acerco a la casa y tocando la puerta le dijo a las cabritas:

-“Hijitas abran la puerta porque llegue con la comida para ustedes”.

Sorprendidas respondieron:

-“No abriremos la puerta porque nuestra madre no tiene esa voz tan fea y gruesa”

Al verse descubierto se fue por un momento y luego regreso hablando con mas suavidad y dijo:.

-“Hijitas abran la puerta les tengo su almuerzo”.

Pero vieron debajo de la puerta que tenía las patas muy negras y le dijeron:

-“No mientas, nuestra madre no tiene las patas tan negras”.

El lobo fastidiado se fue a una panadería y bajo amenazas le dijo al panadero que le echara a sus patas harina y regreso una vez mas.

Las cabritas al ver las patas del lobo mas claras, abrieron la puerta y cuando el lobo entro en la casa se asustaron al descubrir demasiado tarde tal engaño. El lobo se las trago a todas una por una sin compasión, aunque la mas pequeña se había escondido de tal modo que solo ella se salvo.

Cuando llego mamá casi muere del susto pero cuando la cabrita le contó lo sucedido salieron a caminar encontrando al lobo durmiendo y con la panza muy abultada. Se acercaron y vieron que en la panza del lobo algo se movía, es allí que con una rama la mamá abrió de inmediato al lobo y salieron cada una de las cabritas, estaban vivas porque el lobo las había tragado enteras.

Mientras el lobo aun dormía, las cabritas y su mamá le llenaron con piedras la panza. Al despertar el lobo ya no podía caminar, con dificultad llego a un pozo a beber agua y al inclinarse cayo muriendo ahogado. Las cabritas al verlo todo, terminaron celebrando su ausencia al fin.

“Es mejor obedecer siempre a los padres para no sufrir las consecuencias negativas”.

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (57 votos, Calificación: 7,91 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Hermanos Grimm

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • Prisionero
    Durante la década de los 40. Europa se vio sumida en la guerra más brutal que haya existido hasta el momento en la historia de la humanidad. Marcada por la discriminación y el odio hacia las personas diferentes, esta época derivó en la muerte de millones de personas en diferentes países. Los más afectados fueron […]
    Erika GC
  • El árbol inútil
    Lao Tzu era un gran maestro taoísta que viajaba de pueblo en pueblo acompañado por sus discípulos. Juntos se dedicaban a ayudar a las personas ofreciéndoles consejos, enseñándoles y haciendo las tareas que los más viejos no podían hacer. Su modo de vivir era practicar la compasión y ser generosos con los demás. Un día, […]
    Erika GC
  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog