Cuentos Muy Cortos para Niños Cuentos para Dormir Fábulas de Esopo Fábulas Infantiles Otros Cuentos

El labrador y la cigüeña

Un labrador cansado de todas las molestias que le causaban las grullas en las siembras que recientemente había cultivado, pensó que debía hacer algo y pronto para detenerlas y acabar con ellas para siempre, antes que arruinen lo sembrado. Lo mejor que pensó era colocar unas trampas y librarse así de tantos problemas que le causaban malogrando el gran esfuerzo de sus manos.

No paso mucho tiempo, y para el placer del labrador muy pronto cayeron las grullas en su trampa ante su mirada, con entusiasmo el hombre observaba como iban cayendo de una en una, hasta que . . .  de pronto para su sorpresa, a su vez caería una hermosa y grande cigüeña entre ellas. Ella al ver al labrador acercarse quiso levantarse y alzar vuelo sin darse cuenta que estaba imposibilitada de hacerlo, ya que se había roto una pata y por ello empezó a rogar por su vida con mucha angustia.

El labrador quien al oír sus súplicas se enojo aún más, y le dijo así:

Entiendo lo que dices, solo que eso nada me garantiza a mí, lo siento mucho pero caíste con las grullas y tan solo eso es motivo para que me asegure que no vuelvas más por aquí y asumas las consecuencias con ellas. Es tarde ya y también debes morir, yo nada puedo hacer. Aceptando así y con resignación su mala suerte la desdichada cigüeña.

ciguena cae en trampa junto a las grullas

Si piensas asociarte con gente mala, recuerda que tendrás que correr la misma suerte que ellos, es solo cuestión de tiempo.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (20 votos, resultado: 8,05 de 10)
Cargando…
Loading...

Acerca del autor

Esopo

1 Comentario

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

Loading...




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC
  • El papel arrugado
    Era un día normal en la escuela cuando Luis, uno de los estudiantes más conflictivos del salón, golpeó a uno de sus compañeros después de discutir por una tontería. No contento con eso también insultó a Noé, el chico con quien había peleado por un comentario inofensivo. En el fondo, Luis era una buena persona […]
    Erika GC
  • El árbol triste
    Había una vez un bosque frondoso en el cual habitaban distintos tipos de árboles. Todos ellos convivían felices y en armonía, pero había uno en especial al que siempre se le veía cabizbajo y triste. Y es que él, a diferencia de los demás, no tenía la menor idea de quien era. No daba frutos […]
    Erika GC
  • El saco de plumas
    En un pueblo vivía un hombre que apreciaba mucho a su mejor amigo, pues desde niños se habían criado juntos. Habían crecido, estado el uno con el otro en las buenas y en las malas, y se habían ayudado en los tiempos de necesidad. Parecía que nada en el mundo podría quebrantar esa gran amistad […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog