Cuentos Clásicos para Niños Cuentos de Hadas Cuentos Infantiles con Moraleja Cuentos para Dormir Fábulas Infantiles Otros Cuentos

El doctor sabelotodo

Un campesino a quien llamaban “CANGREJO”, iba a la ciudad llevando un pedido de madera para un doctor. Al llegar encontró que el doctor comía y bebía algo que hizo que el campesino deseara con todo su corazón. Cuando le pregunta al doctor si podría llegar a ser médico algún día este le respondió así:

-“Por supuesto que puedes, solo debes tener dinero, comprar un libro que tiene un gallo en la portada y hacer tu mismo un letrero que diga: “Soy el doctor Sabelotodo”. Finalmente lo cuelgas en tu puerta.

Cuando el “cangrejo” trabajaba, un día fue a visitarlo un hombre de la nobleza a quien en su casa le robaron dinero, quería saber si el “dr. sabelotodo” podía decirle, quien le había robado.

Para ello, el “dr. sabelotodo”, fue invitado a cenar con su esposa. Cuando era la hora de servir la comida, el sirviente les llevaba el primer plato, pero el “dr. sabelotodo” indicando la comida a su esposa le dijo:

-“Éste es el primero”.

Pero el criado asustado y creyéndose descubierto, porque si era uno de los ladrones, fue corriendo a decirle a los demás criados lo sucedido. Lo mismo sucedió con los demás criados hasta que el cuarto sirviente llevo la comida cubierta con un mantel, como el doctor no adivinaba dijo:

-“Pobre cangrejo”, refiriéndose a si mismo, dando por hecho el sirviente que adivino el contenido, que en realidad era lo que había en el plato. Al salir un momento de palacio, los criados ladrones, acordaron con “el dr, sabelotodo”, que le darían una buena parte del robo a cambio de su silencio y de librarse de una muerte segura.

El hombre acepto gustoso y regreso a la mesa con el hombre rico, pero en el clóset se había escondido el quinto criado para oír todo lo que hablaban, “el dr sabelotodo” hojeaba el libro buscando el gallo, pero como no lo encontraba dijo:

-“Sé que estas allí y te encontrare”. escuchando esto el hombre que se escondía, salio gritando:

-“Éste hombre lo sabe todo”

Finalmente se supo el lugar del dinero robado, mas no el nombre de quienes lo tomaron. Así este hombre se hizo rico por ambas partes, haciéndose muy famoso.

Los malos entendidos pueden dar resultados desfavorables, unas veces si, y otras no.

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (39 votos, resultado: 8,44 de 10)
Cargando…
Loading...

Acerca del autor

Hermanos Grimm

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

Loading...




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC
  • El papel arrugado
    Era un día normal en la escuela cuando Luis, uno de los estudiantes más conflictivos del salón, golpeó a uno de sus compañeros después de discutir por una tontería. No contento con eso también insultó a Noé, el chico con quien había peleado por un comentario inofensivo. En el fondo, Luis era una buena persona […]
    Erika GC
  • El árbol triste
    Había una vez un bosque frondoso en el cual habitaban distintos tipos de árboles. Todos ellos convivían felices y en armonía, pero había uno en especial al que siempre se le veía cabizbajo y triste. Y es que él, a diferencia de los demás, no tenía la menor idea de quien era. No daba frutos […]
    Erika GC
  • El saco de plumas
    En un pueblo vivía un hombre que apreciaba mucho a su mejor amigo, pues desde niños se habían criado juntos. Habían crecido, estado el uno con el otro en las buenas y en las malas, y se habían ayudado en los tiempos de necesidad. Parecía que nada en el mundo podría quebrantar esa gran amistad […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog