Cuentos Muy Cortos para Niños

El ángel guardián de Carla

Carla, era una joven que regresaba a su casa después de estudiar. Tenía que pasar por un callejón oscuro inevitablemente. Al pasar vio a un hombre que estaba solo, al final del callejón, como si la esperara. Carla se asustó y en ese instante dudó en continuar su camino. Pero recordó los consejos de su madre y empezó a orar a Dios para que la proteja de todo mal. Así, continuó su camino, confiada en que nada malo le sucedería.

A la mañana siguiente, las noticias hablaban de aquél hombre que Carla vio la noche anterior. Fue arrestado por la policía porque sospechaban que era un secuestrador de jovencitas. Él había intentado secuestrar a una joven y justo en ese momento fue capturado por la policía, pero el hombre decía que él era un transeúnte más y que todo era una confusión. La policía necesitaba testigos para poder encarcelar al hombre y Carla decidió ir a la estación policial. Carla ayudó con su testimonio, pues dijo que efectivamente ella lo vio en el callejón con una actitud sospechosa. Entonces la policía le dio las gracias a Carla y le preguntaron si podían hacer algo por ella. Carla les dijo que le preguntaran al hombre que por qué no le había hecho nada a ella.

Cuando le preguntaron al hombre, este respondió: «No me acerqué porque ella venía acompañada de dos hombres altos y fuertes». Y por ello no le hizo nada. Carla y su madre muy emocionadas dieron gracias a Dios por sus cuidados y reconocieron una vez más que Dios sí escucha la oración de fe y que es capaz de enviar a sus ángeles en nuestro auxilio. Nunca estamos solos y debemos confiar en Dios.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (5 votos, Calificación: 10,00 de 10)
Cargando…