Fábulas de Esopo Fábulas Infantiles

El águila de ala cortada y la zorra

Autor: Esopo

Hubo una vez, un águila que dormía, cuando de pronto un granjero que pasaba, la tomó y le metió en su saco. El sádico granjero le arrancó las plumas, le lastimó las alas y la llevó a su granja, Luego la metió al gallinero y la dejó allí mucho tiempo. Una zorra que estaba viendo todo, no hizo nada. Solo se quedó mirando.

El águila estaba muy triste. Era como un reina encarcelada. Sentía mucha impotencia. Estuvo sí durante casi un año. Cuando las alas le crecían, el granjero se las sacaba. El águila pensaba: “Aunque tuviese alas, ya no me quedan ganas de volar”

Un día hubo una reunión en la casa del granjero. Uno de los invitados que también era granjero vio que no era una gallina y dijo: “Tú no deberías estar aquí”. Enseguida la compró y se la llevó a su granja. La alimentó y la cuidó hasta que las alas le volvieron a crecer y hasta que recuperó las ganas de volver a volar como un águila,

Cuando llegó el día, el águila se paró en la ventana mirando al granjero que le hacía señas para que empezara a volar y vuelva a ser un águila. El águila tenía un poco de miedo. Sentía que era muy difícil. Pero se lanzó y antes de caer al suelo empezó a volar tan fuerte como antes y cada vez más alto. Miró cómo por la ventana el granjero se despedía y el águila le respondía con las alas como diciendo: “Adiós”.

El águila entonces mientras volaba, vio una liebre muy grande. La más grande que había visto. Pensó: “Esta liebre puede servir para alimentar al granjero que me liberó. Creo que una buena forma de agradecer al menos en parte, por todo lo que hizo por mí”

Cuando iba a emprender vuelo otra vez para llevarle la liebre al buen granjero, apareció la misma zorra que vio cómo el mal granjero capturó al águila. Y le dijo al águila:

-¿Y esa liebre?

-Es para un buen granjero que me cuidó y ayudó bastante cuando …… (le contó la historia a la zorra)

-¿Pero por qué llevas la liebre al granjero que te liberó? Deberías llevársela al granjero que te capturó para que la próxima vez que te vea no te capture.

el águila y la zorra

Siempre corresponde generosamente con tus bienhechores, y por prudencia mantente alejado de los malvados que insinúan hacer lo incorrecto.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (16 votos, Calificación: 6,94 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Esopo

1 Comentario

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El secreto de la serenidad
    Había una vez un muchacho que para aprender sobre los secretos de la vida, se retiró a un templo budista que se encontraba en lo alto de una gran montaña, muy apartado de la civilización. Ahí, vivía un viejo maestro llamado Tsin Shih que sería el encargado de guiarlo. Al principio el estudiante se adaptó bien […]
    Erika GC
  • ¿Qué es el amor?
    Una profesora se encontraba dando clase a sus pequeños alumnos cuando, en medio de la lección, uno de ellos levantó la mano y tímidamente le hizo una pregunta. —Maestra… ¿qué es el amor? Al principio, la mujer se quedó descolocada, sin saber como explicárselo. Pero luego de pensarlo por unos segundos, decidió que una pregunta […]
    Erika GC
  • La casa imperfecta
    Había una vez un maestro albañil que toda su vida, desde joven, había trabajado colocando cimientos, levantando paredes y haciendo grandes edificios y casas. Y aunque todos los días sin fallar se había levantado temprano para ir a ganarse la vida honradamente, el tiempo no había pasado en vano. Empezaba a hacerse viejo y pensó […]
    Erika GC
  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog