Piel de asno II

En el capítulo anterior de Piel de Asno, vimos como una hermosa princesa escapaba de palacio para no casarse con su loco padre y encontraba el amor en un príncipe. Sin embargo, escondida como estaba debajo de una fea piel de asno y en una granja muy humilde, nadie más se había dado cuenta de su verdadera identidad y la trataban como a una pordiosera. Preocupados por el enamoramiento de su hijo, los reyes le pidieron al príncipe una prueba para saber si su amada era digna de ese amor. Y él se las concedió: Piel de Asno tendría que (…) Leer el Cuento Infantil >>

Piel de asno

Había una vez un rey que se había casado con una hermosa mujer, la cual le dio una bella hija. Pero la reina enfermó gravemente tiempo después y antes de morir, le hizo prometer a su esposo que solo se volvería a casar con una mujer que fuera más bonita y virtuosa que ella. El soberano pues, empezó a buscar por todos los rincones del reino a una chica que igualara la belleza y dones de su difunta esposa, sin encontrarla. Mientras tanto, su hija creció y se convirtió en una muchacha hermosísima, aun más preciosa que su madre y (…) Leer el Cuento Infantil >>

El traje nuevo del Emperador

Había una vez un Emperador que era sumamente vanidoso y presumido. Siempre gustaba de vestir con las mejores ropas y estaba obsesionado con ser mejor que los demás, pues pensaba, alguien de su cargo lo merecía. Un día, al buscar en su armario y encontrarse con los mismos trajes de siempre, decidió salir a la ciudad para ver que ropa nueva podía comprarse. Ocurrió que justo ese mismo día, un estafador apareció en el pueblo, haciendo pasar por un fino comerciante de telas. En frente de un público lleno de tontos y escépticos, el ladrón alzaba las manos en el (…) Leer el Cuento Infantil >>

Los zapatos rojos

Había una vez una niña muy pobre que se quedó sin nadie en el mundo. Su madre acababa de morir y ella se tenía que vestir con harapos, e ir con los pies descalzos. Por fortuna, una buena y anciana señora se apiadó de ella y la adoptó como si fuera su hija. Esta era una viuda con mucho dinero, que tan pronto como hubo acogido a la pequeña, fue a comprarle ropa y zapatos. Lo primero que la chiquilla vio al entrar en la zapatería, fueron unos zapatitos rojos de charol que le encantaron. Su benefactora sin embargo, no (…) Leer el Cuento Infantil >>

La serpiente blanca

Había una vez un rey que siempre estaba al tanto de todo lo que ocurría en su reino, nada escapaba de su conocimiento. De cualquier cotilleo él siempre se enteraba antes que sus criados, conocía los nombres de todos sus habitantes y siempre sabía lo que debía hacerse para resolver los problemas. Todos lo tenían por un hombre sabio. Su Majestad tenía una costumbre muy particular que intrigaba a sus servidores. Cada noche después de cenar, cuando sus cortesanos se habían retirado, pedía un último plato a su criado de confianza. Este llegaba con una fuente de plata tapada, que (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 712345...Última »