Rosita era hija de unos maravillosos padres, su padre era Médico y su madre Enfermera. Antes que ella nazca sus padres tuvieron una conversación muy importante respecto a la educación de su niña, y resolvieron que su mamá quedaría en el hogar a su cuidado por amor a ella.

Ellos vivían en una ciudad grande y durante su infancia, Rosita lo tenía todo, estudiaba en uno de los colegios mas prestigiados de la ciudad, vestía muy bien. Su dormitorio era perfecto, poseía lo que muchas niñas de su edad quisieran y como ya se acercaba la navidad, ya hacía planes para celebrar con sus amiguitas, hasta pensaba y planificaba por adelantado su cumpleaños y hasta sus vacaciones, tenía muchos planes la niña hasta que . . . Una noche llego su padre a casa y les dio la noticia, lo mandaban a trabajar a otra ciudad. Rosita solo atinaba a mirar a sus padres y oír toda la conversación sin saber que hacer.

La niña con 10 años sentía que su mundo se venía al suelo, solo sabía que debía empacar lo mas pronto posible, nadie le pregunto que pensaba ni lo que sentía, era una decisión indiscutible, no tenía opción. ¿Les ha pasado alguna vez? A mi me suena bastante familiar, es así cuando uno es pequeño.

Cuando llegaron a aquel humilde pueblo Rosita se sentía muy triste y desconcertada, pronto tuvo que acompañar a su madre pues ella apoyaba como enfermera voluntaria, ya que había muchas necesidades en el lugar, ya iba haciendo contacto con los niños y adaptándose a su nueva vida. Sin darse cuenta empezaba a compartir sus juguetes con sus nuevos amiguitos y pronto estarían celebrando navidad y su cumpleaños. Esa navidad fue la mas feliz de sus cortos años.

La niña aprendió que la sencillez y la gratitud que esas personas humildes tenían aun en lo poco, los hacía muy felices, no se quejaban de nada. De pronto compartir se hizo un placer para ella, tenía tantos amiguitos que ya no se imaginaba la vida sin ellos.

Amiguitos recuerden: Dar, siempre es mejor que solo esperar a recibir y eso trae muchas bendiciones.

dar-es-m-ejor-que-recibir

 

 

 

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (85 votos, Calificación: 9,27 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • Prisionero
    Durante la década de los 40. Europa se vio sumida en la guerra más brutal que haya existido hasta el momento en la historia de la humanidad. Marcada por la discriminación y el odio hacia las personas diferentes, esta época derivó en la muerte de millones de personas en diferentes países. Los más afectados fueron […]
    Erika GC
  • El árbol inútil
    Lao Tzu era un gran maestro taoísta que viajaba de pueblo en pueblo acompañado por sus discípulos. Juntos se dedicaban a ayudar a las personas ofreciéndoles consejos, enseñándoles y haciendo las tareas que los más viejos no podían hacer. Su modo de vivir era practicar la compasión y ser generosos con los demás. Un día, […]
    Erika GC
  • El mendigo insoportable
    Había una vez un señor muy poderoso que había llegado a acumular una gran fortuna en China. Su nombre era Guang y aunque era el máximo terrateniente en su región, las riquezas acumuladas no habían servido más que para endurecer su corazón. El día que cumplió cincuenta años hizo preparar un gran banquete para celebrar […]
    Erika GC
  • Concentración
    Había una vez un joven que tenía un gran talento para la arquería. Cuando era un niño, le obsequiaron su propio arco con flechas para practicar y todas las tardes, sin falta, se ponía a disparar en medio del bosque. Así fue hasta que consiguió dominar el arma por completo, convirtiéndose en el mejor arquero […]
    Erika GC
  • Destino
    Hace mucho tiempo, un general japonés entrenó a su ejército para pelear una importante batalla. Sus hombres eran escasos en comparación con los del enemigo, por lo que cualquiera en su lugar se habría dado por vencido antes de caminar rumbo a una masacre. Pero él no. El general siempre había sido valiente desde que […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog