La anciana mendigante

Una pobre señora ya avanzada en años tenía que mendigar para poder comer y continuar con vida. La mendiga no tenía a nadie y cada vez que pedía y agradecía y bendecía a las personas, diciendo así: -“Que Dios os recompense” Hasta que luego de tanto caminar, llego a una casa cuyo dueño era un joven que se calentaba muy bien cerca de la chimenea. Al salir a atender la puerta vio temblando de frío a la anciana y la invito a pasar para que se calentaran juntos. La anciana se alegro tanto que no midió las consecuencias y se (…) Leer el Cuento Infantil >>

La niña desobediente

Hubo una vez una niña que nunca obedecía a su madre, y a causa de ello, le pasaron muchas cosas. Hasta que una vez enfermo de gravedad y como ningún médico sabía lo que la niña tenía, ella termino por descansar en una tumba. A la hora de sepultarla ella levantaba su brazo, por mas tierra que le echaban sobre ella, sucedía lo mismo una y otra vez. La madre se acerco a la tumba y amorosamente le beso la mano y le rogó que por favor bajara el brazo y descansara ya. Solo así, la niña aunque dormida, obedeció (…) Leer el Cuento Infantil >>

El abuelo y su nieto

Hubo una vez un hombre que estaba muy viejo y sin fuerzas. Este señor, tenía muchas dificultades para comer, beber, entre otras cosas. Pero un día a la hora de almorzar, todos en familia estaban reunidos, el hijo, la esposa y el nieto. A la hora de comer no solo se le caía la sopa de la boca, también se le caía la cuchara y a veces rompía el plato, estaban tan enojados con el abuelo que su hijo se puso de acuerdo con su esposa y desde entonces, ya no comían con el abuelo. Lo pusieron en un rincón (…) Leer el Cuento Infantil >>

La Señora Trude

Una niña demasiado curiosa, oyó hablar de una señora muy conocida llamada Trude. Un día le dijo a sus padres que le habían dicho que esta señora era muy extraña y tenía cosas raras en su casa lo cual despertaba mucha curiosidad en ella. La madre al oír esto se preocupo mucho y le dijo a su hija: -“Hija mía, esa mujer es mala, puede hacerte daño, así que te prohíbo que siquiera te acerques a su casa”. Pero la terquedad, curiosidad y capricho de la niña, eran mas grandes que su obediencia y no hizo caso a su Madre. (…) Leer el Cuento Infantil >>

El pequeño vaso de Nuestra Señora

En una ocasión un tren traía un vagón lleno de vino, pero pesaba tanto ese vagón que en el camino se detuvo y no había manera de moverlo, siendo inútil todo intento. Al rato una mujer, “Nuestra Señora”,  observaba la escena y se acerco al carretero con la intención de ayudarlo, pero antes ella manifestó tener mucha sed y se acerco a pedir un vaso de vino, pero como no habían vasos ella tomo una flor de color blanco y envolviendo las hojas bebió el vino allí. Una vez que termino de beber el vino, “Nuestra Señora” soluciono el problema (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 1812345...10...Última »