Categoría -Cuentos Clásicos para Niños

En la antigüedad, los cuentos clásicos se transmitían de forma oral y de generación en generación, siendo un gran medio de entretenimiento. Eran utilizados como una herramienta para aleccionar a los pequeños sobre la manera en la que tenían que comportarse. Así, podíamos encontrarnos con personajes malvados, objetos o seres mágicos y finales que no siempre eran felices, pero que indudablemente guardaban una gran lección. Desde entonces, se reconoce su importancia a la hora de transmitir valores.

Hoy en día estos relatos han evolucionado bastante, aunque sin perder su objetivo inicial: enseñar a los niños a ser mejores personas.

En esta sección, podrás encontrar varios cuentos infantiles clásicos de toda la vida, tales como «La bella y la bestia», «Rapunzel», «El príncipe Danilo», «Pulgarcito» y «Piel de asno», entre otros que han mantenido su fama a pesar del tiempo.

¡Esperamos que pases un muy buen rato leyendo nuestros cuentos clásicos!

Cuentos Clásicos para Niños Cuentos de Terror para Niños

El ogro del bosque

Érase una vez una anciana que vivía dentro de una cabaña con sus tres hijos, a las afueras de un oscuro bosque. Ese año, al llegar el invierno, la viejecita le pidió al mayor de los hijos que fuera a talar un árbol para tener leña. —¿Pero por qué? —replicó el joven—, cuando empiece a hacer frío, nos arropamos en la cama y ni falta hará encender la chimenea. —No seas holgazán —le dijo su madre—, no podemos estar en la cama durante todo el...

Cuentos Clásicos para Niños

Ricitos de Oro

Había una vez, en medio del bosque, una linda cabaña en la que vivía una familia de osos. Papá Oso era el más grande, Mamá Osa era más bien de tamaño mediano y su hijo, Osito, era el más pequeñito. Un día, Mamá Oso preparó una sopa riquísima para almorzar. Sirvió tres platos y los tres se sentaron a la mesa; sin embargo, no pudieron comer. —¡La sopa está muy caliente! —se quejó Osito— Así no se puede tomar. —Tengo una idea —dijo Papá Oso—...

Cuentos Clásicos para Niños

El ganso de oro

Érase una vez un hombre que tenía tres hijos y el más pequeño de todos se llamaba Tontín. Todos se burlaban de él y en cada oportunidad lo ignoraban. Un día, el hijo mayor se fue al bosque para cortar leña. Su madre le preparó una rica torta con huevos y le dio una botella de leche fresca, para que no sintiera hambre ni sed mientras trabajaba. cuando el muchacho llegó al bosque, bien a un pequeño hombrecito con el pelo gris que lo saludó con...

Cuentos Clásicos para Niños Cuentos de Hadas

Las doce princesas bailarinas

Había una vez un rey que tenía doce hijas, cada una más hermosa que la anterior y todas dormían juntas en una espléndida habitación, con sus camas dispuestas las unas al lado de las otras. Cada noche, cuando llegaba la hora de dormir, su padre las miraba acostarse y cerraba la puerta con llave. Sin embargo, por las mañanas, cuando iba a abrir el dormitorio, se quedaba perplejo al advertir que los zapatos de las princesas estaban gastados por...

Cuentos Clásicos para Niños Reflexiones Cristianas

La rosa más bella del mundo

Había una vez una poderosa reina, que poseía un jardín en el que crecían las flores más maravillosas de las cuatro estaciones del año. Sus preferidas eran las cosas y era por ello que las cultivaba en cada una de sus variedades, desde los escaramujos con sus hojas verdes como esmeraldas y su suave perfume de manzana, hasta las preciosas rosas de Provenza. Todas crecían en las paredes del palacio, enroscándose en torno a las columnas y los...