Clara era una bruja que vivía en un castillo encantado. Ella creía que por ser bruja, tenía que engañar a todos para hacer sus hechizos, pero la verdad es que aunque se esmeraba por hacerlo ella no podía. Extrañamente siempre decía la verdad. Un día tenía delante de ella un lobo y le dijo: No te muevas porque estoy pensando en convertirte en zorro, al oír esto el lobo espantado huyó asustado. Clara no podía evitarlo. Cada vez que esta bruja quería hechizar a alguien, sucedía lo mismo, les decía lo que haría con ellos por eso todos salían corriendo.

Así nunca hechizaba a nadie y se preocupada, llorando les dijo a las demás brujas:

-“No sirvo para ser bruja, no puedo hechizar a nadie”.

Acercándose una de ellas le dijo:

-“No digas eso Clarita, para nosotras eres un ejemplo y por ti estamos aprendiendo a decir la verdad, queremos ser sinceras como tu”.

La brujita sincera dejó de llorar y escuchaba más tranquila lo que sus amigas las brujas le decían, hasta que otra bruja interrumpió y dijo:

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

-“Clarita, tú eres la mejor de todas y queremos ser sinceras ante todo”.

Así poco a poco Clara enseñaba a sus colegas las brujitas cuáles eran los valores que ella aprendió de sus padres y abuelos y que también harían de ellas mejores personas. A las pocas semanas por ser una bruja sincera le dieron a Clara un cargo muy importante en el castillo, por la confianza que le tenían y por ser una bruja muy especial.

Clara la bruja sincera 1

Nunca es tarde para aprender a ser mejores personas cuando sinceramente lo deseamos, si queremos que confíen en nosotros debemos decir siempre la verdad.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (19 votos, Calificación: 8,26 de 10)
Cargando...

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar